Publicado: 17.02.2014 10:41 |Actualizado: 17.02.2014 10:41

La CNMV multa al Santander con 17 millones por una emisión de obligaciones convertibles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha multado con casi 17 millones de euros al Banco Santander por la comisión de dos infracciones, una muy grave y otra grave, relacionadas con el producto Valores Santander, una emisión de obligación convertibles acciones del banco, lanzada en 2007 para financiar la compra del holandés ABN Amro.

En concreto, y según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de este lunes, la CNMV ha sancionado con 10 millones de euros al Banco Santander por no disponer de la información necesaria sobre sus clientes en el proceso de suscripción de la emisión Valores Santander. La CNMV considera que la entidad incurrió así en una infracción grave, tipificada en la Ley del Mercado de Valores de 28 de julio, vigente con anterioridad al 21 de diciembre de 2007. Esta multa fue impuesta por la CNMV el 13 de junio de 2012 y ya es firme en vía administrativa, por lo que ahora procede a publicarse en el BOE.

Asimismo, la CNMV ha impuesto una multa de 6,9 millones de euros al banco al considerar que cometió una infracción muy grave, consistente en el incumplimiento de algunas de las obligaciones que regulan la relación entre el Santander y sus clientes respete al producto Valores Santander.

Esta sanción fue impuesta mediante una Orden Ministerial, fechada el 20 de julio de 2012, y ya es firme en vía administrativa, por lo que, como en el caso anterior, se publica en el BOE mediante una resolución firmada por la presidenta del organismo, Elvira Rodríguez. Las resoluciones que imponen estas sanciones únicamente son firmes en vía administrativa, sin perjuicio de las postestades de revisión jurisdiccional que corresponden a la Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso-Administrativo), competente para conocer los recursos que en su caso se hayan interpuesto o pudieran interponerse.

La Audiencia Nacional ha admitido a trámite el recurso que el Santander ha interpuesto contra la resolución de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que multa al banco con 16,9 millones de euros por infracciones en la emisión del producto Valores Santander, informaron fuentes del banco. Además, la entidad que preside Emilio Botín ha anunciado que ha recurrido esta multa por la vía contencioso-administrativa y ha destacado que la decisión del supervisor "no es firme".

El banco ha insistido en que resolución de la CNMV "no afecta ni discute la validez y eficacia de las operaciones y contratos de suscripción" de este producto por sus clientes y ha subrayado que éstas han sido ya confirmadas por "un buen número" de resoluciones judiciales de juzgados y audiencias provinciales. En concreto, estas instancias han dado la razón al banco en medio centenar de ocasiones y sólo ha recibido dos fallos en contra. Además, ha destacado que la emisión de los Valores Santander fue aprobada por la propia CNMV, "que consideró que la documentación empleada era adecuada para informar a los clientes sobre los términos de la emisión".

En 2007, Santander se unió a otros bancos europeos para hacer una oferta de compra por ABN Amro. Para financiar aquella operación, realizó una emisión de obligaciones convertibles con la que el banco recaudó 7.000 millones de euros en dos semanas.

Aquellos Valores Santander ligaban su revalorización a la evolución de la acción del banco en este periodo, caracterizado por una crisis a escala mundial que ha hundido a las bolsas y ha lastrado a todo el sector financiero. Por eso, en el momento del vencimiento y la conversión, en octubre de 2012, los inversores se encontraron con fuertes pérdidas, de alrededor del 70%, por el descenso de los títulos del Santander en la bolsa (en el canje, se valoraban las acciones a unos 13 euros, cuando en el mercado apenas valían 4 euros).

El banco trató de calmar a los inversores y ofrecerles alguna solución (habilitó nuevas fechas de canje y lanzó un producto de inversión alternativo para compensar). Pero muchos optaron por acudir a los tribunales.