Público
Público

El coche de Ortega Cano, convertido en un amasijo de hierros

Los bomberos tardaron una hora y media en sacar al torero del vehículo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Poco a poco se van conociendo más detalles del accidente que el pasado 28 de mayo acabó con la vida de Carlos Parra y dejó al torero José Ortega Cano en estado de gravedad. El lunes salieron a la luz las fotos del estado en que quedó el coche del torero.

El vehículo, un Mercedes todoterreno, quedó destrozado tras el choque. Era tal el amasijo de hierros que los bomberos tardaron hora y media en sacar a Ortega Cano del vehículo. Mientras intentaban sacarlo, el torero perdía mucha sangre y los sanitarios  se plantearon amputarle una pierna. Finalmente no fue necesario.

Pero más allá de especulaciones y de las versiones interesadas de algunos familiares del torero, el equipo de reconstrucciones de accidentes de la Guardia Civil investiga las causas del siniestro. Según el atestado Ortega Cano invade el carril de Carlos Parra. Aparentemente se trata de exceso de velocidad en una curva en la que la velocidad máxima es 90 kilómetros por hora. 

El equipo de reconstrucciones toma medidas para calcular las trayectorias de los vehículos antes de colisionar. También se han analizado los ángulos de impacto y la deformación de los materiales para saber la energía que absorbieron en el choque. Con todas las investigaciones se podrá esclarecer la velocidad casi exacta a la que iba el torero.