Público
Público

Colonial continuará en SFL si los nuevos socios abordan la ampliación de capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Inmobiliaria Colonial mantendría una participación en Société Foncière Lyonnaise (SFL) si las entidades financieras que están ultimando su entrada en la compañía, entre las que se encuentran el Banco Popular y La Caixa, abordan una ampliación de capital de entre 1.000 y 1.500 millones de euros.

En declaraciones a Efe, el presidente y consejero delegado de Colonial, Mariano Miguel, explicó que en caso de que se lleve a cabo esa ampliación de capital se recuperaría el esquema planteado a principios de año que preveía la venta de entre el 24 y el 33 por ciento de la sociedad francesa.

De momento, el consejo de administración de la compañía ha dado luz verde esta semana a la venta del 84 por ciento que posee en SFL para dotar de liquidez a la compañía, una operación que podría demorarse unos tres meses y con la que se ingresarían alrededor de 2.700 millones de euros, ya que valoran el cien por cien de la francesa en 3.200-3.300 millones.

En la hipótesis de que finalmente se vendiera toda la participación en SFL, Colonial destinaría la mayor parte de los ingresos obtenidos con esa operación a amortizar deuda, mientras que entre 500 y 700 millones se reservarían al desarrollo de proyectos, según Mariano Miguel.

Sin embargo, si la liquidez viene dada por la entrada de nuevos socios en Colonial, no sería necesario desprenderse totalmente de uno de los principales activos de la compañía, ya que SFL aporta más de la mitad de los ingresos por rentas (170,4 millones de euros en 2007).

El desembarco de entidades financieras en el accionariado de Colonial es consecuencia de la deuda que los principales accionistas de la compañía, Luis Portillo (31,1 por ciento) y el grupo Nozar (12,2 por ciento), contrajeron con los bancos con los que compraron a crédito acciones de la inmobiliaria.

Portillo ya ha cedido a la sociedad financiera irlandesa Nexgen (filial del banco francés Natixis) el 3,05 por ciento del capital de Colonial para cubrir su deuda con esta entidad, con lo que ha reducido su participación hasta el 31,1 por ciento.

De esta forma, Nexgen ya controla acciones equivalentes al 5,4 por ciento de la inmobiliaria.

Paralelamente, tanto Portillo como Nozar están negociando con otros acreedores, entre los que se encuentran el Banco Popular y La Caixa, con vistas a conseguir acuerdos similares al alcanzado con Nexgen para poder cumplir con sus obligaciones de pago.

Según fuentes financieras, estas negociaciones van por "buen camino" y los acuerdos podrían cerrarse antes de dos semanas.

De esta forma, los bancos acreedores se sumarían al accionariado de la inmobiliaria, del que también forman parte el promotor Aurelio González (con el 5,2 por ciento), la sociedad Global Cartera de Valores, liderada por el empresario Domingo Díaz de Mera (5,9 por ciento), y Alicia Koplowitz (9 por ciento).

Entre tanto, la compañía continúa con el plan de desinversiones diseñado para afrontar el pago de la deuda, que a finales de 2007 ascendía a 8.961 millones de euros, que suponen el 67,2 por ciento del valor total de los activos del grupo (13.214 millones de euros).

La mayor parte de esa deuda corresponde al préstamo sindicado de cerca de 6.400 millones de euros suscrito con Goldman Sachs, Eurohypo, Calyon y Royal Bank of Scotland.