Público
Público

Comienza en Cochabamba el proceso de diálogo en Bolivia para superar la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El proceso de diálogo en Bolivia entre el presidente Evo Morales y sus opositores autonomistas comenzó hoy en Cochabamba (centro) con el propósito de superar la grave crisis que padece el país.

Sobre las 08.00 de la mañana hora local (12.00 GMT), ya se encontraban en el Centro de Convenciones Manantial tanto Morales como el bloque autonomista opositor que conforman los prefectos (gobernadores) de las regiones de Santa Cruz, Beni, Tarija y Chuquisaca.

Estos opositores conforman el Consejo Nacional Democrático (Conalde) al que también pertenece el prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, detenido en La Paz por desacato al estado de sitio decretado en su región, tras los choques violentos que ocasionaron al menos 15 muertos y más de 100 desaparecidos.

Asisten además a la cita los prefectos oficialistas de Oruro y Potosí, más los interinos de Cochabamba y La Paz.

En el inicio de la reunión estaban presentes varios ministros del Gobierno de Morales, representantes del Congreso Nacional y miembros de la Iglesia Católica, que será una de las instituciones que actuará como "testigo y facilitadora" del diálogo.

A lo largo de la jornada, se espera también la llegada del resto de observadores internacionales de la negociación, entre ellos el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y el delegado por la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

La Unión Europea, embajadores de países vecinos, Naciones Unidas y representantes de las iglesias metodista y evangélica son otros de los "facilitadores" invitados al diálogo.

A su llegada al Centro de Convenciones Manantial de Cochabamba, el prefecto de Santa Cruz -uno de los más duros opositores a Morales-, expresó a los medios su esperanza de lograr el mejor acuerdo nacional para todos los bolivianos, porque los ciudadanos quieren "certidumbres".

Por su parte, la también opositora gobernadora de Chuquisaca, la indígena quechua Savina Cuéllar, confirmó a los periodistas que planteará en la reunión el tema de la capitalidad plena para la ciudad de Sucre, que inicialmente no figura en el plan de trabajo acordado por las partes.

Sucre, considerada la capital histórica de Bolivia, reclama ser la sede de los tres poderes. Actualmente solo alberga al Judicial, porque el Legislativo y el Ejecutivo se encuentran en La Paz.

El diálogo abierto en Cochabamba se articulará en torno a tres mesas de trabajo, dirigidas por sendos ministros de Morales, sobre los principales temas de confrontación entre Gobierno y oposición.

Así, el ministro de Desarrollo Rural y ex constituyente, Carlos Romero, dirigirá la mesa para debatir la compatibilización de la nueva Constitución que impulsa Morales y los estatutos autonómicos de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija.

Otra de las mesas discutirá sobre el reparto de las rentas petroleras procedentes del Impuesto Directo sobre Hidrocarburos (IDH), cuyo recorte a las regiones por parte del Gobierno originó la conflictividad que ha azotado a Bolivia en las últimas semanas.

Este grupo estará moderado por el titular de Hacienda, Luis Arce.

La tercera comisión versará sobre "institucionalización" y tratará de lograr acuerdos para ocupar las vacantes en entidades como el Tribunal Constitucional y la Corte Suprema. La dirigirá el titular de Defensa Legal de Recuperaciones del Estado, Héctor Arce.