Público
Público

La Complutense acepta fraccionar la deuda de los estudiantes

Cuando los estudiantes cumplen seis días encerrados en el rectorado, la universidad reactiva las matrículas desactivadas por los impagos de los jóvenes, incapaces de afrontar la subida de tasas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha puesto en marcha hoy la posibilidad de que los estudiantes fraccionen la deuda que tienen pendiente, una de las reivindicaciones por las que se han encerrado una treintena de jóvenes en el rectorado, que continúan por sexto día consecutivo.

En un comunicado, ha explicado que ofrecerá desde el 27 de mayo al 7 de junio dos posibilidades de fraccionamiento del pago pendiente a través de una aplicación en su portal web, que contempla una opción de pago en cuatro mensualidades -a realizar los días 20 de junio, julio, agosto y septiembre- o en dos -julio y septiembre-. Según el texto, de forma excepcional, 'los estudiantes que no puedan acogerse a ninguna de las opciones, tendrán la posibilidad de manifestarlo y el centro se pondrá en contacto con ellos para 'intentar hallar soluciones'.

La UCM ha avanzado que ha reactivado las matrículas que habían sido desactivadas por incumplimiento de los plazos fijados en los decretos de precios públicos, lo que supone la apertura del acceso al Campus Virtual para estos alumnos. Además, explica que ambas opciones son soluciones 'más allá' de las aplicables en el próximo curso, 'en las que se sigue trabajando' para combatir la 'exclusión social' que conlleva 'la subida desorbitada' de los precios públicos universitarios en la Comunidad de Madrid.

Una treintena de estudiantes continúan encerrados en el rectorado de la Complutense, por sexto día consecutivo, en protesta por el alza 'abusiva' en las tasas y por la amenaza de expulsar a más de 3.000 estudiantes que no han abonado el importe total de sus matrículas. Un miembro de la asamblea de los estudiantes, Gonzalo Gonsalves, ha declarado que el encierro 'continúa' y que los alumnos están planteando hacerlo 'indefinido' hasta que consideren que las negociaciones 'llegan a buen puerto' y no haya estudiantes expulsados de la universidad pública por motivos económicos.

'Somos optimistas porque nos han llegado informaciones de que algunas de nuestras reivindicaciones están siendo escuchadas', ha apuntado Gonsalves en referencia a la adopción de la 'prórroga' del pago de las deudas que ha hecho la Complutense, tal y como le habían planteado 'en el hipotético caso de que no le concedan todas las reivindicaciones'. Además, los jóvenes han demandado que la UCM cree un 'fondo de becas de emergencia' para los alumnos con dificultades económicas para abonar las tasas y además que los expulsados puedan 'continuar el curso'.