Público
Público

En la Comunidad de Madrid se registran unos 6 casos de legionella cada semana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director general de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany, ha informado hoy de que cada semana se registran de media unos seis casos de neumonía por legionella en la Comunidad de Madrid, sin tener por qué ir asociados al mismo foco o a la misma bacteria.

Alemany ha indicado, en declaraciones a Efe, que la aparición de estas afecciones puede ser "esporádica" o "circunstancial", independientemente de que haya brotes como el registrado en la Comunidad de Madrid, que ha afectado a 27 personas de las que dos han fallecido.

En este brote, el director de Atención Primaria ha precisado que entre estos pacientes puede haber algunos que no respondan a la misma bacteria y ha precisado que el 60% de ellos tenían otras patologías previas y factores de riesgo.

La investigación abierta sobre este brote de legionella "neumofilia" todavía no ha arrojado datos esclarecedores sobre su origen, si bien el estudio epidemiológico demuestra que todos los afectados tienen algo en común: han estado en los distritos Centro y Retiro de Madrid.

Uno de los enfermos lleva más de un mes ingresado en un hospital madrileño, pero lo cierto es que solía "pasear por el jardín", según ha comentado Alemany, con lo cuál ha estado expuesto a la bacteria en una zona al aire libre al igual que el resto de los ciudadanos.

En cuanto al periodo de incubación, ha explicado que depende del estado previo de salud de la persona afectada, oscilando entre dos y diez días.

"Si es una persona inmunodeprimida o mayor, la bacteria actúa antes; si es sana, hay cuadros que son banales y que no llegan a ser una neumonía", ha argumentado.

El director general ha confesado que "es muy posible que no se sepa nunca" cuál ha sido el foco de la infección, porque es "muy frecuente" que así ocurra en estas situaciones.

Alemany ha advertido de que es "difícil" saber qué va a pasar en los próximos días, aunque ha recordado que el último enfermo se diagnosticó el domingo por la mañana y "parece que no está habiendo más".

El brote que se ha cobrado la vida de dos personas ha afectado hasta el momento a 27 pacientes -veinte hombres y siete mujeres- con una media de edad de 60 años -entre 30 y 92-.

"No bajamos la guardia y seguimos investigando como si hubiera nuevos casos", ha subrayado el director general, para resaltar que la legionella no se contagia de persona a persona, por lo que no hay que tomar medidas de aislamiento.

De hecho, ha recomendado que todos los ciudadanos hagan "una vida normal, sin preocuparse ni obsesionarse" y que acudan al centro médico, como haría habitualmente, en el caso de que se encontrasen enfermos.

Los enfermos tienen los síntomas de una neumonía común, como fiebre alta, tos, expectoración, dolor costal al toser, escalofríos y malestar general.

La legionella se encuentra en reductos de agua o en lugares donde está estancada con una temperatura cálida y ha citado, como ejemplo, las alcachofas de las duchas, cualquier charco que esté sometido al calor y también los sistemas de refrigeración y calefacción.