Público
Público

Concluye la ronda de contactos de Zapatero mientras las CCAA esperan las cifras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha concluido hoy la ronda de contactos con los presidentes autonómicos para negociar el nuevo modelo de financiación de las comunidades, cuyos responsables esperan ahora que el Ministerio de Economía les concrete el reparto del dinero del sistema.

Unas cifras que podría dar a conocer la próxima semana, esta vez en contactos de carácter más técnico entre los consejeros autonómicos y los responsables del Ministerio, ya que el objetivo es llegar a un acuerdo en febrero.

Ninguna comunidad ha expresado su rechazo de plano a la propuesta que presentó el 30 de diciembre el vicepresidente económico, Pedro Solbes, si bien las mayores críticas se han centrado en que de nada sirve fijar unas líneas directrices si no se conoce con qué partidas se podrán llevar a cabo.

Por ello, el Ejecutivo se dispone ahora a cuadrar los números y a desglosar las cuantías económicas que recibirán las comunidades, en función de las exigencias de algunas y de las peculiaridades de otras.

El objetivo del Gobierno -cuya propuesta inicial recoge una mayor cesión de autonomía financiera para las comunidades- es que el Consejo de Política Fiscal y Financiera se celebre a finales de enero y que el acuerdo se cierre en febrero.

La mayoría de las comunidades han defendido una negociación multilateral y, por ello, miran con recelo la reunión bilateral que mantuvo Zapatero con el presidente catalán, José Montilla, el pasado 20 de diciembre.

A pesar de esto, el tripartito catalán aún es reticente a apoyar el texto, porque aunque ha reconocido que se han producido avances significativos en la negociación, los considera todavía "insuficientes" para cerrar un acuerdo que garantice el cumplimiento estricto de su Estatuto.

Las comunidades más críticas con el texto que presentó Solbes han sido las gobernadas por el PP, aunque ninguna lo ha rechazado de forma tan rotunda como la dirección del partido.

Así, la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, dijo, tras su reunión con Zapatero, sentirse satisfecha con el nuevo sistema -ya que tendrá en cuenta la evolución de población-, pero después, y ante las reticencias de su partido, emplazó al Gobierno a que cumpliera los compromisos adquiridos con Madrid.

El presidente el PP, Mariano Rajoy, ha advertido en reiteradas ocasiones de que el sistema de Zapatero es un "enorme error" porque "incrementa muchísimo" la deuda pública y agravará aún más la crisis económica y las diferencias entre comunidades.

Rajoy ha recomendado a los presidentes autonómicos de su partido que defiendan sus intereses en la negociación porque él y sus diputados velarán por el interés general.

Hoy mismo, estos líderes regionales han pedido la retirada del fondo de competitividad previsto en la propuesta del Gobierno porque, a su juicio, castiga a las comunidades que bajan los impuestos, y han advertido de que su desaparición es indispensable para que den su apoyo al modelo.

Los que tampoco están muy satisfechos son los presidentes de Ceuta y Melilla, Juan Jesús Vivas y Juan José Imbroda, por no haber sido recibidos por Zapatero, lo que consideran una "afrenta" a las dos ciudades autónomas.

Una de las prioridades del presidente del Gobierno es que todas las comunidades salgan beneficiadas con el nuevo modelo, de ahí que haya propuesto fondos específicos.

A los presentados inicialmente por el vicepresidente económico -el de cooperación y competitividad-, se une el fondo demográfico que propuso Zapatero a los presidentes de Castilla y León y Aragón y que beneficiaría a las regiones que menos crecen en población.