Público
Público

Condenan a 20 años al hombre que secuestró a 2 empresarios españoles en Georgia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Nacional ha condenado a 20 años de cárcel a Arnaldo Orta por secuestrar en el año 2000 en la antigua república soviética de Georgia a los empresarios españoles Francisco Rodríguez y José Antonio Tremiño, cuyas familias tuvieron que pagar un rescate conjunto de 550.000 dólares para su liberación.

La sección segunda de la Sala de lo Penal de este tribunal, que condena a Orta, de nacionalidad española, por dos delitos de secuestro terrorista, acuerda además que indemnice con 750.000 euros a Tremiño y a los herederos de Rodríguez, ya fallecido, por los daños ocasionados.

La sentencia considera probado que en noviembre de 2000 Orta, que sabía que a finales de ese mes los empresarios se desplazarían a la capital georgiana (Tiflis), ideó un plan, "de acuerdo con un grupo terrorista", para secuestrarlos y obtener una "elevada" cantidad de dinero.

El condenado, añade la resolución, les invitó a alojarse en el Hotel London (que era suyo), al que llegaron el día 25 y donde Orta "pudo tenerlos controlados" hasta la madrugada del 30, cuando sobre las 03.00 horas, el grupo terrorista interceptó la marcha del coche en el que los empresarios se dirigían al aeropuerto.

Los sacaron a la fuerza, les obligaron a introducirse en otro vehículo y, durante su cautiverio, los trasladaron a diferentes lugares donde los tuvieron encerrados hasta el 8 de diciembre de 2001 que fueron liberados tras pagar sus familias el rescate.

La Sala considera que Orta actuó como mediador entre las familias de los empresarios y quienes les tenían retenidos los dos o tres primeros meses y señala que en ese tiempo percibió unos 8.000 dólares que entregó a los secuestradores.

Durante los 373 días que duró el secuestro, en cuya custodia no intervino el ahora condenado, las víctimas "fueron objeto de frecuentes y violentas agresiones, viviendo y comiendo entre sus propios excrementos y sin posibilidad de ningún tipo de aseo".

En el tiempo que se prolongó el cautiverio familiares de las víctimas realizaron "no menos" de tres desplazamientos hasta Georgia, así como innumerables llamadas, cuyo importe se ha calculado en unos tres millones de pesetas (18.000 euros).

El tribunal, cuyo presidente ha sido Ángel Luis Hurtado, atribuye al delito de secuestro el carácter terrorista y lo argumenta en la sentencia del Tribunal Supremo que consideró a Jarrai, Haika y Segi organizaciones terroristas y no asociaciones ilícitas e hizo un amplio análisis del concepto de terrorismo.

Subraya que, a pesar de que en este caso no se dan las "alegadas motivaciones políticas" típicas de un secuestro terrorista, los empresarios fueron secuestrados por un "grupo estructurado y organizado y con una permanencia en el tiempo, que se encontraba perfectamente armado (...), que caracteriza la actividad propia del grupo terrorista".

Recuerda, además, que a quienes las víctimas se refieren como "el Capitán" -Mevlud Chichiashvili- ha sido condenado en Georgia por los secuestros de Tremiño y Rodríguez por un tribunal que consideró probado que éste estaba al frente del grupo de secuestradores.