Público
Público

Condenan al juez De Urquía a dos años de cárcel por aceptar dinero de Roca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez Francisco Javier de Urquía ha sido condenado a dos años de prisión como autor de un delito de cohecho por pedir y aceptar para la compra de su vivienda 73.800 euros del ex asesor urbanístico marbellí Juan Antonio Roca, condenado también a un año de cárcel, a cambio de favorecerle judicialmente.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, inhabilita durante un total de 17 años al ex titular del Juzgado de Instrucción 2 de Marbella, le condena a pagar un multa de 36.000 euros por prevaricación judicial y le absuelve del asesoramiento accidental por el que fue juzgado junto a Roca y un empresario francés.

Éste último -Arnaud F.A.- ha sido absuelto del delito de cohecho y del delito de asesoramiento accidental de los que se le acusaba, mientras que el ex asesor urbanístico de Marbella, imputado asimismo por ambos delitos, sólo ha sido condenado por el primero de ellos.

En una resolución de más de sesenta páginas, la Sala de lo Civil y Penal considera probado que, en los primeros meses del año 2006, De Urquía, que quería comprar una vivienda en la Urbanización Azalea Beach de Marbella, encargó a su amigo Arnaud F.A. que le buscara un abogado para redactar los documentos para adquirir el inmueble.

Antes del 16 de marzo de ese año, De Urquía pidió dinero a Roca, quien previamente había aceptado el encargo del empresario francés, para abonar la cantidad que se le exigía a la firma del contrato de compraventa de la vivienda, "a cambio de un trato favorable en asuntos judiciales".

Para favorecerle, precisa la sentencia, el magistrado dictó un auto por el que accedía a la petición del ex asesor marbellí de suspender cautelarmente la emisión de un programa televisivo alusivo a distintas actividades de Juan Antonio Roca, "sin diligencia probatoria alguna".

Tras suspender la emisión del reportaje, el 17 de marzo de 2006 Roca conversó telefónicamente con el vendedor de la vivienda y su hermano para así poder redactar las condiciones de la compra y saber el dinero que debía entregar a De Urquía "a cambio de la resolución que ordenó el cese de la emisión del programa de televisión".

El ex asesor llegó a confeccionar en dos documentos informáticos tanto un contrato privado de compraventa, como un recibo por el importe de una de las entregas en metálico acordadas, en concreto una de 63.000 euros.

Una vez hechos estos documentos, Arnaud F.A. los recogió en las oficinas de Maras Asesores de Roca, donde el ex asesor entregó a De Urquía -el mismo día 17 de marzo- 73.800 euros, justo el dinero necesario para la firma del contrato de compraventa, lo que fue además anotado en sus hojas de contabilidad.

Según recoge la sentencia, el juez aceptó dicha cantidad justo al día siguiente de haber admitido a trámite la querella sobre el reportaje presentada por Roca en su Juzgado y haber estimado su petición de suspensión cautelar de la emisión.

Firmado ya el contrato de compraventa privado y una vez que Roca ya había sido detenido en el marco de la operación Malaya contra la corrupción urbanística en Marbella, el magistrado amplió su préstamo hipotecario, pidió cambiar la forma de pago de la vivienda y dejó sin efecto la suspensión de la emisión del programa.

El Tribunal entiende que no consta acreditado que Arnaud F.A. hiciera alguna acción sin la que De Urquía no hubiera podido pedir dinero a Roca, ni que realizara algo sin lo que el ex asesor tampoco hubiera podido entregárselo al juez, de ahí que decida absolverle.

Respecto al asesoramiento accidental, el Tribunal no considera acreditado que la conversación en la que De Urquía trasmite a Roca -en relación al reportaje- la necesidad de presentar una querella constituya por sí misma una actividad de asesoramiento ilegal, puesto que las instrucción resultaban "inocuas".