Público
Público

Condenan a prisión indefinida a un noruego por el homicidio de un médico español en 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un tribunal de Oslo condenó hoy a un mínimo de 18 años de prisión a un noruego de 39 años por homicidio con premeditación del médico español Joaquín Leal Bermúdez en enero de 2007 en Oslo.

La pena, denominada "forvaring" en noruego, es la más dura del sistema penal noruego y se aplica sólo en los casos de especial gravedad y ante el peligro de reincidencia.

Para el asesino de Leal Bermúdez se han fijado 18 años de cárcel.

Finalizado ese plazo, el tribunal puede dejar en libertad al condenado o establecer de forma indefinida penas adicionales de 5 años si considera que aún constituye un peligro social, lo que en la práctica puede convertir la condena en cadena perpetua.

De acuerdo con un informe psiquiátrico, el tribunal rechazó que se pueda considerar al condenado enfermo mental o que sufrió un ataque psicótico durante el crimen.

Los psiquiatras concluyeron que el criminal, amigo de la víctima, padece una enfermedad de tipo esquizoide, pero no un transtorno esquizofrénico, aunque puede llegar a desarrollarlo.

"Actuó con premeditación y fue todo el tiempo consciente de lo que hacía, incluso reflexionó sobre la conveniencia del crimen y cómo hacerlo", señaló la sentencia.

Leal Bermúdez, natural de Sevilla, fue asesinado a garrotazos y patadas en su piso de Oslo el 16 de enero de 2007.

La policía detuvo al condenado 2 días después cerca de Drammen, al sur de la capital noruega, cuando conducía por la autopista E18 el coche del patólogo sevillano, en el que se encontraron abundantes restos de sangre, al igual que en su piso.

Análisis de ADN realizados posteriormente confirmaron que todos los restos de sangre pertenecían a Leal, residente en Noruega desde 2000 y que trabajaba en el Hospital de Radiología de Oslo.

El cadáver del médico español apareció el 20 de marzo en un bosque de Sørkedalen, al norte de la capital noruega.

El reo confesó días después el homicidio, aunque más tarde se retractó de sus declaraciones y proclamó su inocencia.