Publicado: 08.10.2014 20:04 |Actualizado: 08.10.2014 20:04

El Congreso aprueba la reforma fiscal con los únicos apoyos del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La reforma fiscal ha superado este miércoles su tramitación en el Congreso sin conseguir más apoyo que el del PP, que ha incorporado 31 de las 470 enmiendas presentadas a los proyectos de ley del IRPF, del Impuesto de Sociedades y del IVA y otros impuestos especiales, así como once cambios transaccionados.

En concreto, se han incluido una propuesta del PNV y cuatro transaccionales a la ley del Impuesto de Sociedades, además de tres enmiendas pactadas al IRPF y cuatro más al IVA. Todas acordadas con CiU salvo una, con el PNV. Con ello, los conservadores se han granjeado la abstención de los nacionalistas vascos y catalanes en la Comisión de Hacienda, pero no su apoyo, con lo que los tres proyectos han salido adelante con los 23 votos del PP. Ahora serán enviados al Senado.

El portavoz socialista, Pedro Saura, ha criticado una "pseudo reforma fiscal" que supone una elección "ideológica y regresiva" a favor de la bajada de impuestos para las rentas altas y las grandes empresas a costa del 90% de la población, y ha advertido de que es "sumamente irresponsable" tanto desde el punto de vista ético, por el efecto que tiene sobre la desigualdad, como económico, ya que no permite reactivar el consumo.

Tras criticar que no se haga ninguna mención ni a la imposición patrimonial ni a la lucha contra el fraude, ha recordado que la alternativa socialista pasa por gravar toda la riqueza patrimonial, aumentar los efectivos de la Agencia Tributaria dedicados a la lucha contra el fraude, publicar el nombre de los grandes defraudadores, evaluar los efectos de los beneficios fiscales del IRPF o fijar un techo anual de beneficios fiscales del Estado, entre otras medidas.

La socialista María José Vázquez ha recordado que la "verdadera reforma" del IVA ya se hizo con la subida de 2012 y ha pedido al PP que vote a favor de su propuesta para mejorar el régimen de caja, que el ministro Cristóbal Montoro se comprometió a revisar.

También ha lamentado que no se haya "aspirado a cambiar la estructura" del Impuesto de Sociedades, algo que "se pide a gritos" y que debería buscar "una norma clara" reduciendo deducciones y reducciones, ampliando las bases imponibles y limitando "al máximo las posibilidades interpretativas" para luchar contra el fraude.

Ricardo Sixto, de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ha rechazado duramente una reforma que "ahonda en la polarización social" y que es "regresiva, injusta e ineficaz". "Una vez más hacen que el peso de la crisis recaiga más sobre las clases trabajadores que sobre las clases altas. Además, es recentralizadora y no entra en algo fundamental, como es el fraude fiscal galopante", ha señalado.

Por eso, reclama gravar la riqueza, luchar decididamente contra el fraude y modificar los tipos del IRPF para "no privilegiar a las rentas más altas". En materia del Impuesto de Sociedades reclama "una progresividad real que actualmente no se da porque algunas grandes empresas acaban tributando a un tipo muy inferior al de las pequeñas".

El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, aboga por "redistribuir la carga de los que pagan demasiado a los que pagan demasiado poco", como las rentas del capital, y para ello proponen elevar a 14.000 euros el mínimo exento o subir el tipo marginal máximo a los 95.000 euros a la vez que se modifica la tributación de figuras de inversión como el Sicav a través de un régimen de transparencia fiscal.

Asimismo, aboga por luchar de forma decidida contra el fraude porque "altera la equidad del sistema fiscal y reduce su eficiencia", reducir tipos y ampliar bases en el Impuesto de Sociedades, y limitar las modificaciones que pueden aplicar las comunidades autónomas para garantizar la homogeneidad del sistema. En relación con los ingresos, la formación magenta también reclama que se gaste "con eficacia hasta el último euro" reformando las administraciones públicas para reducir el gasto superfluo que "sigue existiendo".

En cuanto al IVA, la formación magenta aboga por "corregir de forma selectiva" la subida del IVA para sectores "especialmente sensibles" como el educativo o el cultural. Mientras que en Sociedades sus propuestas pasan por permitir que las empresas puedan repercutir costes que realmente existen, y no como con el proyecto de ley, que hace que empresas sin beneficios tengan que tributar mientras aplica un gravamen "excesivamente laxo" para otras.

Toni Picó ha recordado que las principales discrepancias de CiU es que las clases medias y los autónomos se ven "fuertemente perjudicados" porque la reforma sólo baja impuestos que "fueron incrementados por el Gobierno al inicio de la legislatura". Además, ha avisado de que con estos proyectos de ley no se conseguirá impulsar la economía y la creación de empleo, y ha lamentado que no haya medidas en favor de la seguridad jurídica, la lucha contra el fraude fiscal o la simplificación del sistema.

Por eso, los nacionalistas catalanes proponen recuperar la exención de hasta 1.500 euros de las rentas derivadas de dividendos y participaciones en beneficios, mejorar las deducciones por rendimientos del trabajo, recuperar el límite de aportaciones a planes de ahorro a largo plazo, reducir la retención de los autónomos, crear exenciones para autónomos dependientes o medir la economía sumergida para tomar medidas, entre otras.

"Si no modificamos los proyectos de IVA e Impuesto de Sociedades las pymes, los autónomos y la economía social pueden ser víctimas importantes, porque se consolidan las subidas de 2012 y que no han rectificado", ha advertido. Por último, ha reclamado que los ingresos adicionales obtenidos con la subida del IVA también beneficien a las comunidades autónomas.

Olaia Fernández Davila (BNG) cree que la reforma no ayudará a salir de la crisis porque mantiene el nivel de ingresos actual y además no hace el sistema tributario ni más progresivo, ni más justo ni más equitativo, y por eso reclama revisar los tipos de IRPF, bajar el IVA y revisar a fondo la "maraña" de deducciones de Sociedades, que no acerca el tipo efectivo al nominal.

En pleno debate por las prospecciones en Canarias, Ana Oramas (CC-NC) cree que es "inadmisible" que se dé una "nueva ventaja fiscal" cinco puntos menos en el gravamen de Sociedades para las empresas que explotan hidrocarburos, y ha acusado al Gobierno de "puentear" el régimen fiscal canario con la reforma del REF y de "vulnera" el estatuto de autonomía por los cambios en el Impuesto de la Electricidad.

La portavoz de Hacienda del Grupo Popular, Ana Madrazo, ha acusado a los portavoces de la oposición de plantear sus intervenciones "más para lanzar titulares que para trabajar de verdad por diseñar un sistema más justo, equitativo y mejor". "Que los árboles no nos impidan ver el bosque", ha pedido.

Además, ha recordado que el escenario económico actual es "mucho mejor" que el del inicio de la legislatura y ha defendido que en este momento "España no sólo se puede permitir esta reforma fiscal, sino que la necesita, porque servirá de palanca para impulsar aún más el crecimiento y la creación de empleo" ya que "devolverá" 9.000 millones a todos los españoles, beneficiando "sobre todo" a las rentas medias y bajas.

Por eso, ha dicho que aceptar las enmiendas de la oposición "desvirtuaría" la reforma, que "perdería su objetivo y su coherencia". "Sería una especie de Frankenstein con cabeza, tronco y extremidades pero sin cerebro, y no sabría dónde va", ha zanjado.

Su compañero Fernando López-Amor ha reconocido que al PP le habría gustado que esta reforma fiscal se presentara "en una fase de total despegue económico" y no cuando aún hay "peligros" para la recuperación. No obstante, ha defendido el modelo planteado por el Gobierno y ha recordado que en el IVA hay poco margen porque está armonizado a nivel europeo.


http://www.quoners.es/debate/hacia-que-enfocarias-la-reforma-fiscal