Público
Público

El control de la presión es clave en las diabéticas embarazadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por David Douglas

El control intensivo de lapresión alta (hipertensión) mejora el curso del embarazo en lasmujeres con diabetes tipo 1 y enfermedad renal, indicó unestudio publicado en la revista Diabetes Care.

"Las mujeres diabéticas con problemas renales tienen altoriesgo de sufrir complicaciones en el embarazo, lo que provocael parto prematuro", dijo a Reuters Health la doctora LeneRingholm Nielsen.

"Este estudio describe cómo el tratamiento antihipertensivoen embarazadas diabéticas reduce el riesgo de esascomplicaciones", señaló la autora.

El equipo dirigido por Nielsen, de Rigshospitalet enCopenhague, estudió a 117 embarazadas con diabetes.

La terapia antihipertensiva se utilizó según lasnecesidades individuales para mantener la presión por debajo de135/85 mm Hg y niveles normales de la proteína albúmina enorina (por debajo de 300 mg por 24 horas).

El tratamiento se le administró a 14 de 100 mujeres conniveles normales de albúmina en orina, a cinco de 10 mujerescon niveles levemente altos de albúmina y a las siete mujerescon enfermedad renal por diabetes.

La presión sistólica promedio (el valor superior delectura) para esos tres grupos fue de 120, 122 y 135 mm Hg,respectivamente.

No se observaron entre los grupos diferencias en la presióndiastólica promedio (el valor inferior de lectura) ni en losniveles de hemoglobina A1C, que es un test que indica el nivelde azúcar en sangre.

Hubo tres casos de preeclampsia, todos en mujeres conenfermedad renal diabética.

La preeclampsia es una condición potencialmente peligrosaen el embarazo y se caracteriza por el aumento de la presión,de la proteína en la orina y de la retención de líquidos.

La incidencia de parto prematuro fue del 20 por ciento enlas mujeres con niveles normales o levemente elevados dealbúmina y del 71 por ciento en las pacientes con enfermedadrenal diabética.

Los pesos promedio de los bebés al nacer fueron similaresen las mujeres con niveles normales o levemente altos dealbúmina: 3.540 y 3.430 gramos, respectivamente. Pero fueronmás bajos en las mujeres con enfermedad renal diabética, alubicarse alrededor de los 2.765 gramos.

Con todo, los investigadores sostienen que, comparados conestudios previos que habían usado una estrategia "menosestricta" para controlar la presión, los niveles de albúmina yde glucosa en sangre, los pesos de los bebés al nacer en esteestudio eran más altos y el embarazo, más prolongado.

Así, concluyó Nielsen, los resultados sugieren que "elcontrol temprano de los problemas de hipertensión en lasembarazadas diabéticas incrementa la cantidad de bebés quenacen a término".

FUENTE: Diabetes Care, 2008