Público
Público

Controladores y AENA se pelean por falta de personal en Barajas

Los controladores denuncian que sólo 16 trabajadores atenderán el aeropuerto frente a los 25 que se necesitan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El colectivo de los controladores aéreos vuelve a la actualidad informativa, esta vez por un conflicto sobre personal con AENA, ya que la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) advierte que durante este martes la plantilla de controladores programada será insuficiente. USCA asegura que sólo 16 controladores atenderán hoy Barajas 'frente a los 25 que se requieren para dar cobertura al tráfico previsto'. 

Desde AENA responden que eso es 'absolutamente falso' y que la 'configuración de referencia' se ha establecido 'con 18 controladores'. Suficientes, según AENA, 'para controlar el tráfico aéreo que hay'. Sin embargo, desde USCA aseguran que eso no es así, debido a que en esa programación hay tres trabajadoras de baja por maternidad y uno por paternidad, de modo que la plantilla se reduce a 16 en uno de los turnos.

El sindicato de controladores denuncia también que el gestor aeroportuario se han negado a programar a más de 20 controladores, desoyendo 'cualquier sugerencia por parte de USCA'. Además insisten en que replantear las programaciones supondría tener que 'recurrir a la contratación de horas extras y contraprogramaciones de última hora', lo que complicaría, según el sindicato, 'la marcha de jornadas como el día de hoy'. 

Los datos facilitados por AENA aseguran que durante el martes habrá 16 controladores durante el turno de mañana y 17 durante el de tarde y que son 'suficientes'. También critican que desde USCA se pretende 'perpetuar la realización de horas extras' con la petición de 25 controladores, de modo que los controladores 'se aseguran en términos medios la mitad de sus salarios'. 

El sindicato se lava las manos y anuncia que 'cualquier incidente que se pueda producir' excederá de la 'responsabilidad de los controladores'. 

Este conflicto se produce tan sólo un día después de que el ministro de Fomento, José Blanco, dijera el lunes que los controladores eran unos trabajadores 'privilegiados' y que sus sueldos superaban 'los 370.000 euros'.