Público
Público

Un cordón policial impide acercarse a la Catedral a los manifestantes de la CGT

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un cordón de agentes de los Mossos d'Esquadra ha impedido hoy el acceso a la plaza de la Catedral a unos 70 manifestantes que protestaban por la visita del papa a Barcelona, en una marcha convocada por el sindicato CGT.

La manifestación, que inicialmente debía celebrarse en la plaza de la Catedral, se ha iniciado a las 15,00 horas en la sede de la CGT, en la Via Laietana de la capital catalana, entre un amplio dispositivo policial y un enjambre de periodistas y cámaras, muchos de ellos de medios extranjeros.

Los manifestantes han avanzado hacia la Catedral por la Via Laietana y, al llegar a la plaza Antoni Maura, han intentado cruzar el paso de peatones para dirigirse al templo.

No obstante, un cordón policial ha impedido que los manifestantes cruzaran la calle, por lo que se han quedado concentrados en la acera contraria, aunque se ha vivido algún momento de tensión cuando alguno de los activistas insistía en seguir su camino hacia la plaza de la Catedral.

Uno de los carriles de circulación de la Via Laietana ha quedado ocupado por los manifestantes, la prensa y los numerosos policías, por lo que los Mossos d'Esquadra han tenido que dar paso alternativo a los vehículos por el espacio que quedaba libre.

Encabezaba la manifestación de protesta por la visita del pontífice un "papamóvil" construido con cartón, en cuyo interior destacaba un dibujo de Benedicto XVI, con un ojo amoratado y vestido con indumentaria punk.

Los participantes en la protesta, que han repartido pasquines con esa singular imagen del papa, han coreado lemas como "queremos circular por toda la ciudad", "este fascista no pasará" o "la religión es el opio del pueblo".

Además, los manifestantes han enarbolado pancartas con lemas como "ni Dios ni Estado ni papa", "basta de robar mis impuestos" o "al clero cero".