Público
Público

La corporación se centra en el ladrillo

A la larga se ha convertido en un importante lastre para las cuentas de la entidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

CCM Corporación, el brazo inversor de la caja de ahorros castellano-manchega, dirigió el grueso de su estrategia en los últimos años hacia el sector del ladrillo, que a la larga se ha convertido en un importante lastre para las cuentas de la entidad. En el último año del que se tienen cifras completas, 2007, el holding industrial de la entidad financiera invirtió 68,9 millones de euros; un 43% del dinero tuvo como destino el sector inmobiliario o el de la construcción.

Actualmente, CCM Corporación participa en 64 sociedades. Una quinta parte son inmobiliarias. Las más destacadas son las que están fuera del grupo (una treintena) y también en las que tiene más riesgo. A esto se denomina participaciones cualificadas sociedades que no pertenecen al grupo y en las que ha invertido por su interés financiero (para obtener una rentabilidad) o estratégico (son sectores, iniciativas o actuaciones que se consideran interesantes por su impacto económico en la región). El valor de estas participaciones, tomando como referencia el coste de adquisición, ronda los 200 millones de euros, de los que unos 40 millones corresponderían a las empresas del ladrillo.

De acuerdo con los análisis que realizan las firmas que se dedican a la elaboración de estudios específicos sobre solvencia y riesgo de crédito de las compañías españolas, como el Grupo Axesor, una de cada tres sociedades que forman parte de las inversiones cualificadas presentan riesgos elevados o máximos; de ellas, cuatro son inmobiliarias (una de ellas, Dico, ya ha presentado suspensión de pagos). Un portavoz de la entidad castellano-manchega señaló que la caja realiza sus propios informes para evaluar sus empresas participadas.

Entre las que figuran también con un riesgo 'máximo', según las firmas externas, destaca la sociedad que gestiona el nuevo aeropuerto de Ciudad Real, de la que la corporación posee casi un 13%. La participación de la Administración autonómica a través de la caja ha venido siendo criticada por los dirigentes regionales del PP.

Sin embargo, fuentes cercanas a CCM aseguraron que todas las decisiones en la entidad se han tomado por unanimidad; esto es, con el respaldo también de los representantes populares en los órganos de Gobierno. El 16 de febrero, estos decidieron abandonar la entidad por sus discrepancias con la fusión que negociaba la caja. Entre los que salieron, estaba Ignacio López de Hierro, miembro del Consejo de la corporación, pero no del de la caja, como ayer decía este periódico.