Público
Público

El Corte Inglés activa un plan de ayudas para los afectados del derrumbe en Bangladesh

La cadena tenía relación comercial con una de las cuatro fábricas afectadas, donde se producía un número reducido de prendas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Corte Inglés ha anunciado un plan de ayudas para compensar a las víctimas y los familiares de los fallecidos por el derrumbe de un edificio de fábricas textiles en Bangladesh el pasado jueves, y que la ha costado la vida a casi 400 personas, según informó la compañía en un comunicado.

Una ayuda que se canalizará a través de ONG's locales, que se encargarán de hacerla llegar a los damnificados y las familias de los trabajadores de la empresa proveedora. Además, se ha avanzado en un proyecto de coordinación internacional con otras empresas que permita dar soporte a largo plazo a las víctimas de este incidente. Esta acción, según explica El Corte Inglés, se enmarca dentro de los trabajos e iniciativas internacionales en los que la compañía española participa desde hace tiempo y que tienen como objetivo mejorar las condiciones laborales de la industria textil en Bangladesh.

La ayuda se canalizará a través de ONG's locales para hacerla llegar a los damnificados El Corte Inglés mostró el pasado fin de semana su pesar ante la triste noticia del hundimiento de un edificio en la localidad de Savar. Además, tras conocer el incidente, inició las indagaciones oportunas, determinando que hubo relación comercial con una de las cuatro fábricas afectadas, donde se había producido un número reducido de prendas. Asimismo, la firma española desveló que ayer participó en una reunión, celebrada en Frankfurt, bajo la coordinación de la Agencia Alemana de Cooperación al Desarrollo (GIZ), con el objetivo de establecer un programa de supervisión y mejora de infraestructuras industriales en Bangladesh que, coordinado con el Plan Tripartito de Acción Nacional para la Industria Textil, evite accidentes relacionados con las deficiencias en las edificaciones.

El hundimiento la pasada semana del edificio Rana Plaza de Dacca en Bangladesh, donde se ubicaban varias fábricas textiles, ha provocado hasta el momento la muerte de un total de 382 personas, aunque aún sigue habiendo cientos de desaparecidos.

Por su parte, la compañía española Mango ha publicado una nota en su página de Facebook en la que puntualiza que la empresa Phantom, una de las propietarias de las fábricas textiles ubicadas en el edificio Rana Plaza de Dacca, no es proveedora de la firma, y apunta que tenía previsto realizar unas muestras para diferentes líneas de la compañía que todavía no se habían iniciado.