Público
Público

La crisis tritura a la clase media

Los clubes tiran de cedidos y fichajes menores. Sólo en Benzema, el Madrid se ha gastado tanto como el resto de equipos de Primera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Hay una fuerte recesión, un parón económico importante; y esa falta de recursos hace que no exista un mercado intermedio', asegura Manuel García Quilón, uno de los más importantes representantes del fútbol español, para explicar el movimiento de dinero producido en Primera en lo que va de pretemporada. Hasta ahora existe un rico multimillonario, el Real Madrid, que ha desembolsado 215 millones de euros, y 19 pobres o ahorradores que han pagado 40,5 millones entre todos.

Más allá de los fichajes de Cristiano Ronaldo (96 millones), Kaká (64), Benzema (35) y Albiol (15), todo son, de momento, migajas. O, en palabras de Enrique Cerezo, presidente del Atlético, 'fichajes muy baratos, cesiones, o alguna permuta'. El club rojiblanco, tercero en número de socios y en repercusión social, es el ejemplo: recuperó, sin coste, a los cedidos (Reyes, Jurado, Cléber y Valera), contrató, también sin gastar un euro, a Juanito llega libre, ha vendido a Coupet (800.000) y De las Cuevas (300.000), y ha desembolsado 6,5 millones de euros, 5 por Asenjo y 1,5 por el uruguayo Cabrera.

Excepto el Madrid, sólo el Sevilla ha gastado más que el Atlético. El club andaluz ha pagado diez millones al Tottenham por Zokora. Le siguen el Valencia, que ha desembolsado 6 por Moyà y 1,5 por Burno, y el Villarreal, que pagó 6 al Racing por Marcano. Ayer, el Barça anunció la contratación de Maxwell. Abonará 4,5 millones al Inter.

'La situación está difícil, y más con los escasos presupuestos que manejamos los equipos modestos', aclara el director deportivo del Getafe, Toni Muñoz. 'No hay dinero, para generarlo se apuesta más fuerte y entonces los jugadores cuestan mucho más. El resultado es que el problema aumenta', añade. El club madrileño ha fichado a Mané (Almería) por 2,5 millones.

Quilón achaca el frenazo a 'un desfase presupuestario. Cada vez más agobiados por las exigencias de sus aficiones, los clubes han hecho inversiones por encima de lo que pueden soportar y eso les ha llevado al desequilibrio financiero'. Cerezo, sin negar esta circunstancia, o precisamente por eso, prefiere ser optimista: 'Las sociedades anónimas en el fútbol van a intentar gastar lo mismo que ingresan, y no más'.

'Los clubes deberán reajustarse, asentarse económicamente y marcar una política de trabajo en la que deberían reducir gastos y salarios opina Quilón. A partir de ahí se abrirá una nueva capacidad salarial y de inversión'.

La teoría de la contención rige para todos excepto para Florentino Pérez. Cumplido mes y medio de su segundo mandato, el presidente del Madrid ha ingresado 8 millones por la venta de Saviola (5) y Bueno (3) y se ha gastado 27 veces más: 215 millones.

La irrupción de Florentino ha sido tan estruendosa que, si se cumple lo anunciado por su director general, Jorge Valdano 'habrá tres incorporaciones más', la inversión del Madrid superará a la realizada el verano pasado por todos los equipos de Primera, 270 millones. Hace un año, todavía existía clase media.