Público
Público

El crudo en torno a los 95 dólares por el conflicto Exxon-PDVSA, dólar y OPEP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conflicto entre las petroleras PDVSA y Exxon Mobile, el debilitamiento del dólar y la impresión de que la OPEP no aumentará su oferta en marzo han dado un nuevo impulso al precio del petróleo, que cerró la semana en torno a los 95 dólares por barril en Londres y Nueva York.

Así, pese a que tanto la Agencia Internacional de la Energía (AIE) como la OPEP rebajaron esta semana sus respectivas previsiones del crecimiento de la demanda mundial de crudo en 2008, el valor del "oro negro" ha vuelto a acercarse a 100 dólares, tras haberlo hecho el 3 de enero pasado por primera y única vez.

El barril del crudo de Texas (WTI), la referencia en EEUU, terminó ayer a 95,50 dólares/barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX), mientras que el del Brent -referente para Europa -, terminó la semana a 94,63 dólares en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres.

Ello supone un aumento de 3,73 dólares y 2,69 dólares, respectivamente, frente a los valores del cierre del viernes precedente.

Y la cotización del barril del crudo referencial de la OPEP subió un 7 por ciento en siete días, al pasar de los 84,81 a los 90,79 dólares de jueves a jueves.

Según los analistas, el litigio de la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) con la gigante estadounidense Exxon Mobil está causando inquietud en los mercados, aún si los expertos consideran que no debería afectar seriamente el abastecimiento.

"Parece que el presidente venezolano (Hugo Chávez) ha cumplido una parte de las amenazas de cortar el suministro de crudo a EEUU al suspender" las ventas a Exxon, comentó la asesora especializada JBC en un análisis del mercado energético.

PDVSA anunció el pasado martes la "suspensión de las relaciones comerciales y el suministro de crudos y productos" a Exxon, el mayor consorcio privado del mundo.

La medida fue adoptada en reacción a los recientes amparos cautelares en tribunales de EEUU, el Reino Unido y Holanda, logrados por Exxon, para congelar activos de PDVSA por hasta 12.300 millones de dólares, de lo que ya se han retenido 300 millones de dólares.

No obstante, JCB estima que el impacto del corte venezolano será "limitado", pues Exxon puede adquirir los barriles que le faltan en cualquier otra parte.

La incógnita de cómo evolucionará este conflicto con Venezuela, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y uno de los principales abastecedores de crudo al mercado estadounidense, ha acentuado la incertidumbre que ya reinaba en el sector por la crisis hipotecaria de EEUU y otros factores.

La OPEP redujo ayer en 80.000 barriles diarios su previsión de consumo global de crudo en 2008, hasta una media de 86,99 millones de barriles diarios (mbd), mientras que la AIE, tras reducir el suyo en 200.000 bd, vaticinó que la demanda será de 87,6 mbd.

La visión de que el mundo consumirá menos petróleo de lo previsto hace un mes fue justificada por ambos organismos con la ralentización de la economía y el temor a una recesión en Estados Unidos, el mercado que de lejos absorbe más energía.

Sin embargo, el freno del consumo en EEUU y Europa podría verse compensado por la demanda en China, la India y Oriente Medio, e incluso en Japón, ya que los signos apuntan a que seguirán creciendo con vigor en los próximos meses, según el informe de la OPEP.

Sea como fuere, la organización considera que su bombeo actual, en torno a los 32 mbd, es suficiente para responder a la demanda.

Esa afirmación en el documento publicado el viernes parece insinuar que, pese a las presiones de EEUU, la AIE y el G7 para que los productores aumenten sus suministros con el fin de abaratar la factura energética, la OPEP no planea abrir sus espitas.

El miércoles, el ministro argelino de Energía y presidente en ejercicio de la organización, Chakib Jelil, dijo en Argel que la posibilidad de aumentar la producción en la reunión convocada para el 5 de marzo en Viena no estaba contemplada.

"Yo no puedo decir qué decisión adoptará la conferencia de Viena pero, en todo caso, tendrá en cuenta todos los elementos del mercado petrolero", subrayó no obstante.

Otro factor que ha contribuido al alza de los precios es la devaluación del dólar frente al euro y otras monedas, pues provoca un flujo de especuladores hacia los contratos del petróleo.