Público
Público

El crudo vuelve a la senda alcista por el optimismo económico en China y EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El precio del crudo ha vuelto a la senda alcista después de varias semanas de descensos por el optimismo que despertaron los datos positivos procedentes de la economía china y estadounidense.

El valor del crudo terminó la semana con una subida impulsada por los buenos datos del crecimiento del PIB en China, y del sector de la construcción y de la banca de inversión en Estados Unidos.

Además, volvieron a registrarse protestas violentas en Irán, el cuarto mayor productor mundial, lo que hizo subir los precios por el miedo a que la conflictiva situación interna afecte al mercado petrolífero.

"Una caída de 2,8 millones en las reservas de crudo de EEUU, un dólar más débil y las noticias de un fuerte PIB en China han puesto las bases de un rebote en los precios internacionales del petróleo", aseguraron los analistas de la consultora de energía JBC.

Después de haber tocado el máximo anual en algo más de 73 dólares a finales de junio, los crudos de referencia internacional cayeron por debajo de los 60 dólares, y recuperaron parcialmente terreno esta semana con una subida acumulada de cuatro dólares en sólo tres sesiones.

Así, en Nueva York el precio del barril de crudo de Texas subió un 2,48% y cerró la semana a 63,56 dólares, 4,07 dólares más que hace una semana.

El barril de Brent, de referencia en Europa, terminó la semana en 65,38 dólares en Londres, 2,63 dólares más que en el cierre anterior, y el crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) lo hizo en 62,54 dólares, después de apuntarse tres jornadas de subidas consecutivas.

Los precios del crudo han vivido este año montados en una montaña rusa: primero aumentaron en torno a un 40%, hasta finales de junio, debido las perspectivas optimistas de una pronta recuperación económica, para volver a caer en las últimas cuatro semanas, y recuperar algo el terreno perdido desde el pasado miércoles.

En esta semana también se cumplió un año del máximo histórico del crudo -147 dólares, el 11 de julio de 2008-, que después se desmoronó ante una caída de la demanda sin precedentes en el último cuarto de siglo.

Las noticias que llevaron al alza el valor del crudo comenzaron el martes, cuando la OPEP pronosticó una subida de la demanda para 2010, después de dos años de contracción.

Los analistas de la OPEP apuntan que la demanda de crudo subirá el año próximo en 0,5 millones de barriles diarios (mb/d) hasta un promedio de 84,34 mb/d.

Para este año, la organización petrolera mantiene prácticamente sin cambios su estimación de demanda petrolera en los 83,84 mb/d, lo que supone un descenso de 1,6 mb/d respecto al ejercicio precedente.

Pero no fue hasta el miércoles cuándo los crudos internacionales se apuntaron importantes ganancias de más de dos dólares debido a la caída de los inventarios de crudo en EEUU.

Al día siguiente, los datos del PIB del pasado trimestre del segundo mayor consumidor de energía del planeta, China, con un avance del 7,9%, dieron nuevas alas al mercado.

El viernes también se conocieron nuevos datos de beneficios en la banca de inversión estadounidense, con Citigroup presentando unos números negros de 5.872 millones de dólares durante el primer semestre del año, frente a las pérdidas de 7.606 millones registradas en el mismo periodo de 2008.

A estos datos positivos se sumaron los temores de que las nuevas protestas de la oposición iraní en Teherán por los resultados de las elecciones presidenciales puedan escalar y afectar a las exportaciones de crudo.

Las subidas experimentadas por el crudo se han producido en paralelo al de otras materias primas, que han alzado el vuelo con la esperanza de que los datos económicos conocidos sean las primeras señales de la salida de la crisis.