Público
Público

El CSKA de Moscú, segunda reválida europea para el nuevo Barça de Xavi Pascual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo Barça de Xavi Pascual intentará pasar una nueva reválida europea, en la pista del gigante ruso, el CSKA de Moscú, uno de los equipos más potentes del continente y favorito del Grupo G en el 'Top 16'.

Tras debutar con una agónica victoria en el Palau ante Unicaja (64-62), el sustituto Ivanovic afronta su segundo encuentro de Euroliga con la confianza de haber ganado los dos partidos que ha disputado el equipo desde que se sienta en el banquillo azulgrana (el segundo fue también en casa ante el Grupo Capitol Valladolid en la Liga ACB).

Sin embargo, Pascual todavía no ha dirigido al AXA Barça como visitante, por lo que hoy tendrá un test de lo más exigente ante un pentacampeón de Europa que además cuenta con un técnico de categoría contrastada como el italiano Ettore Messina, a quien el club catalán pretende para la próxima temporada.

El AXA Barcelona no gana en la pista del CSKA desde hace veinte años, ha perdido sus tres últimos encuentros ante los rusos (uno de ellos en la 'Final-Four' de 2006) y sólo ha logrado dos victorias en sus siete visitas a tierras moscovitas. Las estadísticas, por lo tanto, no son nada favorables a los azulgranas.

Además, la USH CSKA, con capacidad para 5.000 espectadores, no es precisamente una cancha accesible. Los de Messina no han perdido un partido como locales en toda la Euroliga, aunque el Lottomatica de Roma a punto estuvo de dar la sorpresa en la primera jornada del 'Top 16' (72-71).

Si el Barça logra lo que no consiguió el conjunto romano la semana pasada, daría una paso muy importante en su objetivo de clasificarse para jugar los cuartos de final de esta competición, ya que se situaría con un balance de 2-0 que incluso le permitiría darse el lujo de tener un inesperado tropiezo más adelante.

Para lograr su propósito, el conjunto catalán cuenta con un renacido Alex Acker, fichado con la vitola de estrella a principios de temporada y que, tras superar una lesión de rodilla que le ha hecho rendir muy por debajo de lo esperado, explotó el domingo pasado -coincidiendo con el adiós de Ivanovic- al lograr 24 puntos y 9 rebotes ante el Grupo Capitol.

El buen momento del pívot croata Mario Kasun y del base Pepe Sánchez, cuya brillante dirección a relegado a Jaka Lakovic a la posición de escolta en los últimos partidos, también podrían ser decisivos en el encuentro de mañana.