Público
Público

De la cuadrilla de la pocha a los adictos a la Play

Los jugadores de la selección dividen sus horas de ocio entre cartas y consolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las entrañas de la selección campeona de Europa están llenas de gritos y piques por cada rincón de la residencia de Las Rozas, donde los internacionales pasan las horas muertas, entre entrenamiento y entrenamiento, esperando a enfrentarse a Turquía. No es nada serio. Al contrario. Los gritos y las discusiones provienen del buen rollo, de partidas maratonianas de pocha, de goles imposibles con el ProEvolution, de vueltas rápidas con el Renault de Fernando Alonso en la PlayStation...

'Todo esto empezó en Neus-tift. A mí no me dejaban dormir y al final me tuve que unir. Me acuerdo de que había hasta 15 personas en la habitación de Capdevila jugando a las cartas', recordó hace poco Fernando Torres en una entrevista televisiva.

Reina domina tanto el póker que acudirá a la gala del Pokerstars

Del Bosque los anima

El propio seleccionador, Vicente del Bosque, los incita para que sigan con este tipo de juegos. Un día en Las Rozas es más largo de lo que parece. Los jugadores tienen prohibido abandonar el recinto de la Federación y a lo largo de una jornada tienen hasta siete horas libres.

Del Bosque les da el plan diario en el desayuno y por ejemplo ayer, sin entrenamiento matutino por la sesión de vídeo, cada uno intente aficionarse a algún entretenimiento nuevo.

Los vaciles están a la orden del día. Arbeloa pica a Albiol, un hacha de los juegos de coches en la Play, para que pase el test de Público de la F1. 'Yo jugar, lo que quieras, pero de mecánica...', comenta Albiol.

Cesc, ausente, es el rey del ProEvolution y Albiol, de la F1

El defensa del Valencia está esperando con ansias el primer Gran Premio en Australia. Hay día libre por la tarde y lo aprovechará para disputar online las 58 vueltas que harán por la mañana los Alonso, Hamilton y compañía. 'Lo juego con mis amigos y es ya una tradición', comenta. Arbeloa asiente: 'Todo hay que decirlo. En eso es un fiera'.

Uno de los grandes piques viene por los juegos de fútbol. La baja de Cesc por lesión ha dejado el trono vacante y Ramos, Piqué, Arbeloa y Busquets mantienen una gran lucha. Todos echan de menos a Iniesta, sobre todo porque su sustituto, Mata, les está dando unas palizas de escándalo...

Los veteranos se decantan por las partidas de cartas. La pocha es todo un vicio para Casillas, Reina, Villa, Senna, Juanito, Marchena... Esta semana han echado de menos a Puyol, por lo que han rotado incluso con Capdevila, aunque ellos dicen que es muy malo. 'A Iker le dejamos ganar porque es el capitán y hay que tenerle un respeto', bromea Reina. Todas las concentraciones hacen un sorteo de parejas y el torneo concluirá el próximo martes, en la previa de Estambul.

Xabi Alonso se lleva libros; Silva, películas y Güiza se dedica a dormir

De jugar al póker, mejor ni hablamos. 'Ahí Reina es capitán general', dice Arbeloa, compañero suyo en el Liverpool. Aunque hay gran nivel, sobre todo entre los ingleses del equipo, Reina es de otra galaxia. Él se sonroja, pero tal es su nivel que acudirá a la gran gala de Pokerstars en Mónaco. 'Me divierte y tiene mucho de táctica', dice.

La integración es sencilla

Uno de los recién llegados, Piqué, resume lo que se ha encontrado: 'Ya me habían contado el buen rollo que hay, pero hasta que no lo vives, no te das cuenta que aquí es imposible sentirse fuera del grupo'. De hecho, la Federación tiene en la residencia de los jugadores una zona común, a la que la mayoría de ellos bajan con el portátil. Se ponen al día con la prensa y muchos de ellos revisan las páginas de las redes sociales a las que están suscritos (Facebook, Tuenti...).

Sólo los más cultos se decantan por la lectura. Ahí nadie gana a Xabi Alonso, siempre con sus libros de intriga y ahora con una biblioteca suculenta en inglés. Silva, en cambio, es un cinéfilo empedernido. Así hasta el domingo, día en el que podrán salir, la mayoría para realizar compras. Por cierto, queda Güiza, cuyo único entretenimiento es dormir. Felices sueños.