Público
Público

Cuatro activistas se encaraman a encinas del Tibidabo para evitar su tala

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuatro activistas de la Asamblea en Defensa Activa de Collserola se han encaramado hoy a algunas de las encinas del parque de atracciones del Tibidabo para evitar su tala, según ha informado a Efe una portavoz de esta entidad.

Los activistas se han colgado de los árboles a las 6.00 horas, aproximadamente, para reclamar la paralización de la tala de encinas en el parque del Tibidabo y la suspensión de las obras de instalación de una montaña rusa.

Tres o cuatro grupos de activistas han tratado de acceder al recinto del parque de atracciones por diferentes puntos y cuatro personas han conseguido burlar a los guardas de seguridad y han podido encaramarse y atarse a árboles.

El resto permanece a las puertas del parque de atracciones, donde han desplegado una pancarta que reza: "No a la retallada de Collserola" (No a la tala de Collserola).

Según la entidad, los activistas no depondrán su actitud hasta que haya un compromiso para detener la tala del encinar, que se ha iniciado esta semana.

La seguridad privada ha solicitado la colaboración de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana.

Hace poco más de una semana unos 60 miembros de la Asamblea en Defensa Activa de Collserola protestaron en el vestíbulo de la Dirección General del Medio Natural por la gestión de este espacio metropolitano, a punto de ser declarado Parque Natural.

La Asamblea en Defensa Activa de Collserola cuenta con el apoyo de más de ochenta entidades ecologistas, vecinales y excursionistas.

La Plataforma SOS Tibidabo ha llevado a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña la tala de encinas de la montaña del Tibidabo por considerar que el Ayuntamiento de Barcelona, que prevé construir allí una nueva montaña rusa, ha iniciado los trabajos antes del plazo legal.

Aunque el consistorio barcelonés ha afirmado que "sólo" se talarán 58 ejemplares de encinas, SOS Tibidabo dice que son 250 los árboles que desaparecerán.

Para compensar la tala de las encinas, la concejal del distrito de Sarrià-Sant Gervasi, Sara Jaurrieta, aseguró que se trasplantarán ocho de los ejemplares y que se plantarán otros 190.