Público
Público

Cuatro bombas estallan cerca de la sede del Gobierno sin causar víctimas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuatro bombas de escasa potencia estallaron hoy, sin causar víctimas, en los alrededores de la sede del Gobierno, donde sólo queda una pequeña parte de los manifestantes antigubernamentales que la ocuparon en agosto, informaron fuentes policiales.

Las explosiones, que la Policía cree que se debieron al lanzamiento de granadas, se produjeron esta madrugada cerca de un grupo de guardias de la Alianza del Pueblo para la Democracia (APD), organizadora de las protestas.

Además de las explosiones, al menos cinco ráfagas de disparos se oyeron en los alrededores de la sede del Ejecutivo esta madrugada.

Sin embargo, el que se ha convertido en cuartel general de la Alianza no estaba tan repleto de manifestantes como de costumbre, después de que éstos se trasladaran a los principales aeropuertos de la capital, que se han visto obligados a paralizar su actividad.

Varios miles de seguidores de la Alianza ocuparon anoche las instalaciones del segundo aeródromo de Bangkok, Don Muang, después de que el primer ministro tailandés, Somchai Wongsawat, se dirigiese a la nación para asegurar, una vez más, que no dimitirá.

Todos los servicios de Don Muang fueron suspendidos a partir de la medianoche local, según informó el canal 9 de la televisión tailandesa, y serán reanudados a las 18:00 hora local (11.00 GMT) de hoy.

Don Muang, donde el Gobierno tenía instalada su oficina provisional, dejó de ser el principal aeropuerto de la capital tras la construcción de Suvarnabhumi, en 2006, y normalmente opera vuelos domésticos, aunque ayer se hizo cargo de algunos de los aviones que tenían previsto aterrizar en Suvarnabhumi

Además de los dos principales aeropuertos de Bangkok, la Alianza tiene tomada la sede del Gobierno de Tailandia desde el 26 de agosto.

Los dirigentes de la Alianza han prometido seguir con sus movilizaciones hasta que dimita el Ejecutivo.

Anupong Paochinda, el jefe del Ejército, sugirió al Gobierno que disuelva el Parlamento y convoque elecciones, al tiempo que descartó la posibilidad de provocar un golpe de Estado.

El primer ministro rechazó ayer la propuesta del Ejército en un mensaje a la nación y reiteró que su Gobierno ha sido elegido en democracia, por lo que tiene el derecho y el deber de continuar.

Está previsto que Wongsawat celebre hoy una reunión de emergencia con su Gabinete para abordar la situación derivada de las protestas, que han culminado con la ocupación de la sede del Gobierno y el cierre de dos aeropuertos en la capital.