Público
Público

Cuestionan un estudio sobre el menor riesgo cardíaco del alcohol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un estudio español que parece demostrar que el consumo elevado de alcohol puede disminuir el riesgo masculino de desarrollar enfermedades cardíacas está siendo criticado por algunos científicos que consideran que tiene varios defectos y que no debería incentivar el consumo de alcohol.

La controvertida investigación reveló que los hombres que toman niveles moderados, altos o muy altos de alcohol tienen un riesgo menor de padecer enfermedades coronarias.

Muchos trabajos previos sugerían que el consumo moderado de alcohol, generalmente definido como una o dos copas por día, puede ser un hábito saludable, particularmente cuando se trata del riesgo de enfermedad cardíaca, pero los científicos advierten que la ingesta elevada de bebidas alcohólicas puede dañar los órganos y llevar a una muerte prematura.

La investigación española, publicada el jueves en el British Medical Journal, evaluó el consumo de alcohol de 15.500 hombres y 26.000 mujeres de 29 a 69 años, quienes fueron consultados sobre cuánto habían bebido durante el año anterior.

Tras seguir a los pacientes durante 10 años y registrar la cantidad de problemas coronarios que tenían, los investigadores señalaron que los resultados globales en los hombres mostraban que beber alcohol reducía un 30 por ciento el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca y que el consumo elevado disminuía el peligro aún más que la ingesta moderada.

No se halló un efecto significativo en las mujeres.

"España es el tercer mayor productor de cerveza y vino del mundo y su consumo per cápita de alcohol la sitúa sexta del mundo. Pero también tiene una de las tasas menores de muertes por enfermedades cardiacas coronarias del mundo", dijeron los investigadores.

Los autores advirtieron, no obstante, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 76 millones de los 2.000 millones de personas que beben alcohol en el mundo tienen mala salud como consecuencia de ese consumo y que las bebidas alcohólicas provocan casi 1,8 millones de muertes al año.

Robert Sutton, profesor de cirugía de la Universidad de Liverpool, dijo que el estudio tenía "varios errores" y que no debería tenerse en cuenta para sugerir que el consumo elevado de alcohol podría mejorar la salud.

"Este (...) estudio se basó en información dada por los mismos participantes, en la que los que bebían más dijeron que tenían menos enfermedades cardíacas, pero aquellos que toman más alcohol serían menos proclives a visitar al médico y que se les diagnostique una enfermedad cardíaca", indicó Sutton en un comunicado.

Martin McKee, profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, expresó que si bien hay evidencia de que el consumo moderado de bebidas alcohólicas puede ayudar a proteger contra los problemas de corazón, "la relación entre el alcohol y la enfermedad cardíaca es controvertida".

"Realmente, las personas no deberían ser alentadas a beber más como resultado de esta investigación", concluyó McKee.