Público
Público

La Davis empieza con un partido marcado por la inseguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ruidosos aficionados que convierten los partidos de la Copa Davis en torneos coloridos y estridentes no estarán en la eliminatoria que Noruega jugará en casa contra Israel después de que temores respecto a la seguridad obligase a las autoridades a solicitar que éste se jugase a puerta cerrada.

Es la segunda vez que se jugará una eliminatoria sin espectadores y la decisión ha desviado la atención de varios intrigantes emparejamientos de la primera ronda del grupo mundial que se jugarán entre el viernes y el domingo, incluyendo el partido de Benidorm entre España, vigente campeona, y una Serbia liderada por Novak Djokovic.

La primera vez que los aficionados fueron excluidos de la Davis también involucró a los suecos y fue en 1975, cuando Bjorn Borg y su equipo derrotaron en Bastad 4-1 a Chile, en aquel momento gobernada por el dictador Augusto Pinochet.

En esta ocasión, las preocupaciones sobre la seguridad de los miembros del equipo israelí en Malmo -una ciudad con una comunidad musulmán importante- han empujado a las autoridades locales a actuar, una acción criticada por la Federación Internacional de Tenis (ITF, por sus siglas en inglés).

Alrededor de 1.000 agentes de policía estarán alerta para el encuentro de tres días que comienza el viernes y la policía dijo que se esperaba que entre 8.000 y 12.000 personas se manifestasen el sábado contra la participación israelí en la competición.

"El plan de seguridad ya presentado por la policía de Malmo y los esfuerzos de las dos federaciones de tenis serían suficientes para que el encuentro pudiera desarrollarse bajo circunstancias normales", dijo Ricci Bitti, presidente de la ITF.

"Por tanto no estamos de acuerdo con la decisión de las autoridades de Malmo de excluir al público".

El especialista en dobles israelí Andy Ram describió la decisión como "idiota" y dijo que a su parecer era peor que la reciente decisión por parte de los Emiratos Árabes Unidos de negar la entrada a su compatriota Shahar Peer para un torneo de tenis femenino en Dubai.

"Las acciones de Suecia son más degradantes que las de Dubai", dijo Ram al diario sueco Dagens Nyheter.

"Dubai es un estado árabe con el que no tenemos ningún lazo. Que ellos, justo después de una guerra, encuentren difícil aceptar a un israelí lo puedo entender. Pero con Suecia tenemos relaciones normales".

RECINTO ESPECIAL

El capitán sueco Mats Wilander dijo que le entristecía la decisión desde un punto de vista deportivo.

"Pero de nuevo se trata de la seguridad y se han encargado los expertos", dijo a Reuters. "Solo podemos tratar de jugar lo mejor posible, aunque será difícil (sin los aficionados)".

Los jugadores españoles, liderados por el número uno Rafael Nadal no deberían tener preocupaciones en Benidorm, donde se ha construido un recinto especial con capacidad para 14.000 personas alrededor de la pista de tierra.

Nadal, campeón del Abierto de Australia, no participó en el torneo de Dubai el mes pasado por una lesión de rodilla pero dijo el lunes que se encontraba de nuevo en plena forma.

El mallorquín, que se perdió la victoria en la final del año pasado por una lesión de rodilla, dijo en su página web que se encontraba "muy bien" y con "muchas ganas de defender a mi país".

El número dos mundial Roger Federer no se ha librado de su lesión de espalda a tiempo para el partido de Suiza contra los 32 veces ganadores, Estados Unidos, que se jugará en Birmingham (Alabama, EEUU).

El equipo suizo, liderado por el número mundial 16 Stanislas Wawrinka, lo tendrá complicado en el partido en pista cubierta contra una potente alineación estadounidense formada por Andy Roddick, James Blake y los especialistas en dobles Bob y Mike Bryan.

El cuarteto francés de Gilles Simon, Gael Monfils, Jo-Wilfried Tsonga y Richard Gasquet se han mostrado en buena forma este año y deberían superar sin problemas a la República Checa en Ostrava.

Argentina recibe a Holanda en Buenos Aires, Chile viaja a Porec para enfrentarse a los croatas, ganadores en 2005, Rumania se enfrenta en casa a los dos veces ganadores de Rusia en Sibiu y Germania juega contra Austria en Garmisch-Partenkirchen.