Público
Público

Una delegación socialista española defiende el diálogo con el gobierno Cuba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La delegación del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que visita Cuba desde ayer defendió hoy la necesidad de un diálogo y una buena relación con el gobierno comunista como mejor forma de defender los intereses de España en la isla.

Tanto Leire Pajín, secretaria de organización del partido, como Elena Valenciano, secretaria de política internacional y cooperación, destacaron en declaraciones a los medios españoles la importancia y complejidad de los intereses de España y de Europa en la isla caribeña.

"No olvidemos que hay muchos intereses españoles que operan en esta isla y que también es la obligación de los responsables políticos españoles defenderlos y mantener la mejor relación", dijo Valenciano.

Con ello se refería a la posible petición de nuevos "pasos" al gobierno comunista cubano en pro de la democratización en el futuro, más allá del proceso de excarcelación de presos políticos que tiene lugar en estos momentos.

Valenciano destacó que su partido tiene un "respeto absoluto a cada uno de los países a que viajamos: no vamos con recetas, a decirles cómo tienen que hacer su política de ninguna manera".

En este sentido, reiteró la necesidad de que la Unión Europea revise la llamada "posición común" hacia Cuba, que desde 1996, por iniciativa del ex presidente español José María Aznar, condicionaba la normalización de relaciones con la isla a los avances del régimen comunista en democracia, liberación de todos los presos políticos y mejora de los derechos humanos.

Para Valenciano, esa posición común "está superada claramente por los acontecimientos", dado que se repiten en la isla visitas de ministros europeos y miembros de la Comisión Europea y eso significa que "hay una normalización por debajo que no se corresponde con el nivel de relación política".

Según ella, el gobierno cubano ha tenido un "gesto positivo" con el acuerdo tomado con la Iglesia Católica para excarcelar a 52 presos políticos (de los que 27 ya están en España), y ahora "correspondería un gesto positivo de la Unión Europea", como es la revisión de esa posición común.

Ante la pregunta de si las recientes detenciones de nuevos disidentes mientras se libera a otros no puede ser motivo de alarma, Valenciano recordó que "el que en cada país sucedan procesos en los que se aplica las legislaciones vigentes no puede impedir de ninguna manera" que se avance en la búsqueda de una mejor relación.

Por su parte, Leire Pajín destacó lo "fructífero" de sus entrevistas con el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, y del ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez

Pajín dijo que sus interlocutores le han comunicado que están introduciendo "una nueva dinámica económica" que incluya la posibilidad del autoempleo y de los pequeños negocios, en una lenta apertura en la que el régimen comunista está abriéndose a la iniciativa privada tras cinco décadas de estatismo.

Para la responsable socialista, las transformaciones "económicas y sociales" que introduce el gobierno cubano "pueden ser positivas para los ciudadanos, y las queremos acompañar".

Las dos dirigentes políticas españolas se reunirán esta tarde con el vice presidente primero de la República, José Ramón Machado Ventura, antes de visitar La Habana Vieja, donde hay varios proyectos de cooperación impulsados por España, y de reunirse a última hora de la tarde con los empresarios españoles radicados en Cuba.

Es probable que en el vuelo de vuelta, Pajín y Valenciano coincidan con otro de los disidentes cubanos cuya liberación fue anunciada la pasada semana, y que ha manifestado su acuerdo para trasladarse a España con sus familiares, si bien no se conoce todavía su identidad.