Público
Público

Desarticulada una red de 20 individuos a la que se imputan 49 asaltos y robos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pinto ha desarticulado una importante red integrada por 20 individuos, todos de nacionalidad española, a la que se le imputa al menos 49 asaltos y robos en diversas empresas, como concesionarios de automóviles y restaurantes de comida rápida.

El "modus operandi" se basaba en una preparación previa, ya que alguno de los ahora detenidos se hacía pasar por trabajador de una empresa de seguridad para personarse en el establecimiento y, con la excusa de someter la alarma a una revisión, lo que hacía era inhabilitarla para, horas después, cometer el robo.

Esta forma de actuar se detectó en dos establecimientos de Pinto, uno de ellos era un concesionario de coches donde lograron apoderarse de doce vehículos, según ha informado hoy la Comandancia de la Guardia Civil.

A partir de ahí comenzó la investigación de la Guardia Civil que pudo comprobar que se había actuado de modo similar en otros 16 establecimientos ubicados en varios municipios de la Comunidad, en especial de la zona sur.

Durante la investigación se observó que la red se había especializado también en restaurante de comida rápida donde operaban la noche de los domingos cuando se supone que la recaudación es mayor.

También protagonizaron asaltos con armas simuladas y robos con butrón, como el cometido en un colegio de la localidad toledana de Seseña, además de otros catorce municipios, incluida la capital.

Se ha comprobado que algunos de los vehículos robados fueron manipulados y maquillados para su posterior venta, incluso a través de Internet.

Como resultado de la investigación se ha desarticulado la banda de 20 individuos (14 hombres y seis mujeres), de los cuales cinco son los considerados como cabecillas, principalmente M.M.A de 24 años y a su hermano J.M.A., aunque también se encuentran entre los implicados otros familiares de ambos.

La detención se ha producido tras los ocho registros simultáneos que se han llevado a cabo en otros tantos domicilios de la Comunidad donde han sido detenidos todos los implicados, la mayoría de ellos con antecedentes por hechos similares.

El botín hallado ha sido de 14 vehículos, algunos de gran cilindrada; tres motocicletas; más de una veintena de centralitas utilizadas para el robo de vehículos; 60.000 euros en efectivo; gran cantidad de ordenadores y otros aparatos, a lo que se añade 140 gramos de cocaína de gran pureza destinada a la venta.

La operación sigue abierta con el fin de esclarecer nuevos hechos delictivos y para ello la Guardia Civil ha habilitado dos números de teléfono: 918073902 y el 915146977.