Público
Público

Descartan que la radiación detectada en una calle de Tokio proceda de Fukushima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los altos niveles de radiación detectados el miércoles en una calle de Tokio no están relacionados con la accidentada central nuclear de Fukushima, según pruebas realizadas por expertos del Ministerio de Ciencia y difundidas hoy.

La radiactividad, con un nivel superior a 3,35 microsievert por hora y detectada en un tramo de acera del distrito tokiota de Setagaya, procedía aparentemente de unos botes de vidrio almacenados en un sótano adyacente, informó la cadena pública NHK.

Los expertos enviados por el Ministerio de Ciencia encontraron en ese lugar los frascos y al realizar una medición detectaron unos 600 microsievert por hora.

Los análisis posteriores apuntaron a que probablemente contenían radio 226, el isótopo radiactivo más común, utilizado para tratamientos contra el cáncer y también para fabricar productos como pintura fluorescente, señaló la NHK.

Tras aislar los frascos y retirarlos de la zona, la radiactividad en la acera descendió desde unos 3 microsievert por hora a entre 0,3 y 0,1 microsievert por hora.

La detección de radiación en esta calle de Setagaya alimentó esta semana los temores de la población a que las emisiones de la accidentada central de Fukushima hubieran alcanzado la capital, a unos 220 kilómetros de la planta.

El suceso coincidió con las denuncias en otros dos puntos de las provincias de Kanagawa y Chiba, cercanas a Tokio, donde grupos de ciudadanos han denunciado a su vez niveles inusuales de radiactividad en localizaciones concretas, aunque por ahora se desconoce su origen.

El ministro portavoz, Osamu Fujimura, aseguró ayer que el Gobierno intensificará la supervisión de las mediciones para calmar la inquietud.

La central de Fukushima, seriamente dañada por el terremoto y tsunami del 11 de marzo, es el epicentro de la crisis nuclear más grave en los últimos 25 años.

La radiactividad emitida por la central, especialmente en los días posteriores al accidente, mantiene evacuado un radio de 20 kilómetros alrededor de sus instalaciones y varias localidades más allá de esa zona en las que se han concentrado altos niveles de radiación.