Público
Público

Aún se desconoce mejor solución para desgarro manguito rotador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Will Boggs

Una revisión de la literaturaconfirmó que las pruebas a favor y en contra de variostratamientos, incluyendo la cirugía, para el desgarro delmanguito rotador son pocas y no concluyentes.

El manguito rotador es la banda de músculos y tendones quele dan estabilidad al hombro. Su desgarro es el problema máscomún en la zona.

Los autores aseguraron que los datos son insuficientes yque los pacientes mejoran con todas las intervenciones. Existenpocas diferencias clínicamente relevantes entre los enfoquesterapéuticos disponibles y pocas complicaciones.

La mayoría de los pacientes tratan de aliviar el dolor y ladiscapacidad con fisioterapia antes de llegar a la cirugía.

Pero el nuevo estudio halló "muy pocas investigaciones debuena calidad" para orientar la elección de un tratamiento noquirúrgico, el momento de hacerlo y quién se beneficiaría máscon cada terapia, indicó el investigador David M. Sheps, de laUniversity of Alberta, en Canadá.

El cirujano agregó que "hay pocas pruebas para guiar latoma de decisión quirúrgica".

Con su equipo revisó 137 estudios sobre varias terapiaspara el desgarro del manguito rotador.

Cuatro de cada cinco estudios comparativos favorecían lareparación quirúrgica, pero "las pruebas eran demasiado escasascomo para sacar conclusiones sobre su efectividad", escribió elequipo en Annals of Internal Medicine.

Un ensayo clínico aleatorio para comparar la reparaciónquirúrgica temprana con la tardía después de una operación sinéxito reveló que los resultados funcionales promedio favorecíanla reparación temprana, aunque los autores no informaron elsignificado estadístico.

Ciento trece estudios comparativos de varias cirugías nohallaron diferencias entre los resultados funcionalesobtenidos. De todos modos, las personas tratadas con un "miniorificio" volvieron a trabajar un mes antes que el resto de lospacientes operados.

Pero el progreso funcional del hombro fue superior con lacirugía abierta que con el desbridamiento artroscópico, en elque se extirpan los fragmentos sueltos del tendón y otra"chatarra" en el espacio del hombro donde se mueve el manguitorotador.

En cuanto a las técnicas de rehabilitación postquirúrgica,la mayoría de los estudios no hallaron diferencias en lacalidad de vida asociada con la salud, el dolor, el rango demovilidad y la fuerza entre los enfoques (por ejemplo, con osin terapia acuática, fisioterapia individual versus hogareña,etcétera).

Los 64 estudios sobre complicaciones concluyeron que ésaseran poco frecuentes y muy pocas clínicamente relevantes.

Todos los ensayos clínicos controlados incluyeron fuentespotenciales de parcialidad, como no haber ocultado la técnicautilizada a todos los investigadores participantes. En tanto,la calidad "metodológica" de los estudios no controlados fueapenas moderada.

"Es fundamental seguir avanzando", dijo Sheps, y realizar"ensayos de mejor calidad". Eso permitiría que los médicostrabajen "basados en la evidencia y tomen decisiones másinformadas sobre las opciones terapéuticas para sus pacientes",concluyó.

FUENTE: Annals of Internal Medicine, 5 de julio del 2010.