Público
Público

El desplome del PIB de Alemania y Francia agudizan la recesión en la eurozona

La economía germana cae un 0,6%, y la francesa, un 0,3%. Nueve países de la moneda única cierran 2012 en recesión.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La actividad económica en la zona euro experimentó en el último trimestre de 2012 una contracción del 0,6% respecto a los tres meses anteriores, cuando había bajado un 0,1%, mientras que en el segundo trimestre se contrajo otro 0,2%. La Eurozona encadena, así, tres trimestres consecutivos con caídas del Producto Interior Bruto (PIB),  según la primera estimación del dato avanzada por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat. En términos intetanuales, el PIB de la eurozona retrocedió un 0,9%, acelerando la caída del 0,6% de los tres meses anteriores, del 0,5% en el segundo trimestre y del 0,1% del primer trimestre. De este modo, en la media de 2012 la actividad económica de la zona euro registró una contracción de 0,5%, frente a la expansión del 1,5% en el ejercicio 2011.

La eurozona agudiza su recesión por el desplome de sus dos mayores economías, Alemania y Francia, cuyo PIB ha descendido más de lo previsto en el cuarto trimestre. Alemania está sintiendo en sus carnes las políticas de austeridad impuestas en la región, especialmente severas en los países del sur, entre ellos España. La economía germanana cayó en el cuarto trimestre un 0,6%, su peor caída desde los peores momentos de la crisis financiera global de 2009, después de que las exportaciones se desaceleraron a finales del año. La caída se debe a la debilidad de sus socios comerciales, que han provocado un descenso de las exportaciones alemanas. 'El comercio exterior comparativamente débil fue el factor determinante para la disminución de los resultados económicos al final del año: en el último trimestre del 2012 las exportaciones de bienes declinaron significativamente más que las importaciones de bienes', dijo la Oficina de Estadísticas en un comunicado.

El PIB alemán inició el año 2012 con un crecimiento del 0,5% en el primer trimestre, que se fue ralentizando en el segundo hasta un 0,3% y en el tercero hasta un 0,2%, para contraerse finalmente en el cuarto un 0,6%. Pese a la caída en los últimos tres meses del año, Alemania ha logrado crecer en el conjunto de 2012 un 0,7%.

La segunda mayor economía de la Eurozona, Francia,  se contrajo un 0,3% en los últimos tres meses de 2012, acercándose a la recesión, según los datos preliminares de la oficina nacional de estadísticas INSEE. El débil final de 2012 significa que la segunda mayor economía de la zona euro permaneció estancada en el conjunto de 2012, esto es un crecimiento del 0% para la media del año (frente al crecimiento medio del 1,7% el año anterior), y sitúa a Francia tambaleante al inicio de 2013.

Entre los países de la eurozona cuyos datos estaban disponibles, sólo Estonia (+0,9%) y Eslovaquia (+0,2%) lograron mantener una cierta expansión de su actividad, aunque a menor ritmo que en el tercer trimestre, mientras las caídas más notables se observaron en Portugal (-1,8%), Italia (-0,9%) y España (-0,7%). De este modo, seis de los diecisiete miembros de la eurozona (España, Italia, Chipre, Países Bajos, Portugal y Finlandia) se encontraban en recesión en el cuarto trimestre, además de Grecia y Eslovenia, cuyos datos no han sido actualizados, mientras Luxemburgo, que ya registró una contracción de la actividad en el tercer trimestre, aún no ha presentado sus datos del cuarto trimestre, por lo que hasta un total de nueve países del euro podrían haber cerrado 2012 en recesión.

El PIB de Japón cayó un 0,1% entre octubre y diciembre respecto al trimestre previo, comparado con una expansión de un 0,1% que esperaban economistas, lo que representa la tercera caída trimestral consecutiva de la actividad económica nipona, lo que prolonga la recesión en la que el país entró técnicamente en el segundo trimestre del año, según reflejan los datos publicados por el Gabinete del Gobierno de Japón. En términos anualizados, el PIB nipón registró entre octubre y diciembre una contracción de cuatro décimas, después de la caída del 3,8% registrada en el tercer trimestre y del decenso del 1% del segundo. Buscando revivir la economía y poner fin a dos décadas de deflación, el primer ministro Shinzo Abe planea combinar el mayor gasto de estímulo del país desde la crisis financiera con una agresiva flexibilización de política monetaria.

'Los datos muestran que las economías del exterior se están recuperando, así que esperamos que Japón vuelva a crecer en el primer trimestre. Un débil yen también ayudará a los exportadores', dijo Shuji Tonouchi, estratega de renta fija de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities. 'La economía aún va por el camino de la recuperación y hay un paquete de estímulo que la ayudará a desde la primavera. El Banco de Japón posiblemente también continuará con la flexibilización de política monetaria', agregó.

El ministro de Economía Akira Amari dijo que si bien la economía aún muestra algo de debilidad, posiblemente retomará su moderada recuperación ayudada por la flexibilización de la política monetaria, el paquete de estímulo y una esperada mejoría del crecimiento global.