Publicado: 29.11.2013 14:44 |Actualizado: 29.11.2013 14:44

Detenidos 30 jóvenes por las protestas antifascistas

La Policía detuvo durante el día a 19 jóvenes acusados de haber participado en la protesta del 20-N en la Complutense. La concentración que se convocó en protesta por esta operación acabó con otros 11

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Agentes de la Policía Nacional han detenido este jueves a un total de 30 personas. Durante la mañana y las primeras horas de la tarde la Policía desplegó una operación en la que arrestó, a la mayor parte en sus domicilios, a 19 personas pertenecientes a diferentes colectivos de izquierda acusadas de haber participado en la protesta antifascista que tuvo lugar en la Universidad Complutense de Madrid el pasado 20 de noviembre en la que cinco estudiantes de derecha resultaron heridos. Por la tarde, se convocó una concentración en protesta a las puertas de la comisaría de Moratalaz a la que acudieron al rededor de 300 personas. La Policía cargó contra los manifestantes y otros 11 jóvenes fueron arrestados.

A los 19 se les acusa de delitos contra el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas, con agravante de actuar por odio, por lesiones y daños. Mientras, los que fueron detenidos en la concentración de la tarde están acusados delitos de resistencia, desobediencia y atentado a agentes de la autoridad. 

La concentración frente a la comisaría de Moratalaz comenzó a las 19:00 horas, con alrededor de 300 personas que gritaban "Ser antifascista, no es ilegal" y "solidaridad detenidos por luchar". Tras unos momentos de tensión en los que los agentes antidisturbios de la UIP fueron reforzando los cordones, y cuando algunos asistentes se negaron a identificarse, comenzaron las cargas, a las que algunos jóvenes respondieron lanzando piedras.

Según fuentes policiales, algunos participantes en la protesta causaron daños en el mobiliario urbano y arremetieron contra los agentes que intentaban identificarlos, lo que causó lesiones a dos policías. Tras unas persecuciones por las calles aledañas, los agentes de la UIP e infiltrados detuvieron a 11 personas.

La "operación contra integrantes de extrema izquierda" de la mañana la efectuó Grupo 21 de la Brigada Provincial de Información, según una nota de la propia Jefatura Superior de Policía de Madrid. También destacan que era "una manifestación no comunicada" y que los detenidos pertenecían "a organizaciones de extrema izquierda y grupúsculos antifascistas, tales como Bukaneros e Izquierda Castellana", "con la clara intención de causar daños y lesiones en los estudiantes de la asociación del Foro Universitario Francisco de Vitoria".

Fuentes cercanas a ella señalan que una de las detenidas no estaba ese día en la Complutense y que ni siquiera participa en el movimiento antifascista. Sería una activista feminista de conocida militancia en el movimiento feminista autónomo madrileño.

La Delegada de Gobierno Cristina Cifuentes ha señalado a través de Twitter que "la mayoría de los presuntos delincuentes, detenidos por asalto y vandalismo, tiene antecedentes policiales. La operación sigue abierta". Según ha comunicado a Público la misma Delegación.

Los hechos de la Complutense se produjeron el pasado 20 de noviembre, día simbólico en el que tanto la extrema derecha como la izquierda salen a la calle, unos para hacer apología del franquismo y otros para mostrar su antifascismo. Varios colectivos de izquierda convocaron una concentración en la Complutense y recorrieron el campus con una pancarta en la que se podía leer "Ni LOMCE ni fascistas".

Cuando llegaron a la Facultad de Derecho, a grito de "fuera fascistas de la Universidad", se produjo un encontronazo con miembros de la asociación Foro Universitario Francisco de Vitoria, de ideología derechista. Cinco de sus miembros resultaron heridos y tuvieron que ser atendidos por el SAMUR. Además, se provocaron destrozos en el despacho de la asociación.

IU: "Quieren equiparar a los de izquierdas con los neonazis. Unos no son violentos y otros lo son siempre"

También este mismo jueves la Guardia Civil ha detenido a cinco neonazis por amenazar a concejales de Izquierda Unida de Alpedrete. Se les acusa de los mismos delitos que a los antifascistas y fueron previamente denunciados por IU. Se espera que aún haya una sexta persona detenida en las próximas horas, que ya ha sido identificada por las autoridades. 

Francisco Javier García Centeno, uno de los concejales de IU de Alpedrete amenazados por los neonazis, afirma que "en política no hay casualidades". De esta forma, cree que el hecho de que las detenciones motivadas por su denuncia se hayan producido al mismo tiempo que las de los jóvenes antifascistas se debe a "una campaña para equiparar a los de un lado y los de otro". Y esto, a su juicio, no se puede hacer, puesto que "unos son violentos siempre y los otros no suelen serlo en la inmensa mayoría de los casos".

La Policía y Guardia Civil han detenido en Madrid a 457 personas relacionadas con movimientos políticos, tanto de derecha como de izquierda, según recoge un informe elaborado por la Delegación de Gobierno remitido a Público. De ellos, un total de 233 detenidos están vinculados a organizaciones de extrema derecha, mientras que 224 están relacionados con la izquierda radical.

En el año 2012 el número de detenidos de ultraderecha fue de 156, y en lo que va de 2013 de 77, mientras que en lo que se refiere a extrema izquierda hubo 173 detenciones en 2012 y 51 en el periodo transcurrido del presente año.

Según destaca el informe, en el concepto "extrema derecha" se computan tanto a personas que pertenecen al movimiento skinhead neonazi, como a personas que militan en asociaciones y formaciones políticas de extrema derecha. Los delitos que se les imputan son amenazas, atentado a agente de la autoridad, contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, coacciones, daños, desórdenes públicos, lesiones, riña tumultuaria, tenencia ilícita de armas prohibidas y pertenencia a organización criminal.

En Madrid ciudad, destaca la operación relacionada con el incidente de la librería Blanquerna, que se cerró el pasado 28 de octubre con 15 detenciones, efectuadas por la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía.

En lo que se refiere a los militantes de izquierda, el informe detalla que "entre los delitos llevados a cabo por estos grupos, pueden citarse los sabotajes en el metro de Madrid en abril de 2012, donde hubo 9 detenidos; tenencia de artefacto explosivo en la huelga general del 14-N de 2012, con tres detenidos, así como intento de sabotaje a un cajero con motivo del Asedia el Congreso el 25 de abril de 2013, con cuatro detenidos".

Además, añade que "en el año 2012 hubo una gran actividad de los grupos de extrema izquierda en la ciudad de Madrid, realizándose 173 detenciones e imputándose delitos de desórdenes públicos, usurpación, resistencia y desobediencia, atentado contra agente de la autoridad, daños, infracción a la Ley de Extranjería y robo con fuerza.