Público
Público

Los detenidos por presunta corrupción urbanística en La Muela comienzan a prestar declaración

El último detenido es Antonio Royo Velilla, un escolta del consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los detenidos por su presunta implicación en una trama de corrupción urbanística en el municipio zaragozano de La Muela, entre los que se encuentran la alcaldesa, María Victoria Pinilla, del Partido Aragonés (PAR), han comenzado a declarar ante la Policía Nacional.

Las declaraciones se están realizando de manera simultánea en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Aragón y en las comisarías de Delicias y San José, todas de la capital aragonesa, donde se encuentran los 19 detenidos en la operación Molinos.

Fuentes policiales han señalado que, una vez que concluyan las declaraciones de los detenidos, un proceso que podría prolongarse hasta mañana, los imputados pasarán a disposición judicial.

Entre los detenidos se encuentran, además de la alcaldesa, su marido, uno de sus hijos, un concejal del PAR, el secretario y el arquitecto municipales, y varios empresarios de Zaragoza capital, Madrid y San Sebastián.

El último de los detenidos es Antonio Royo Velilla, un escolta del consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, que ayer estaba en Estambul y que ha sido citado a declarar por el juez, ya que su madre, responsable de una gestoría de Zaragoza, también está detenida.

El escolta ha llegado en taxi a las dependencias de la Jefatura Superior de Policía a las 10,00 horas, donde ha quedado en calidad de detenido, han apuntado fuentes policiales consultadas.

En declaraciones a los medios de comunicación, su abogado José Antonio Ruiz Gálvez se ha limitado a recordar que la investigación se encuentra bajo secreto de sumario y ha dicho un escueto: 'volveré'.

Por su parte, Enrique Trebolle, abogado del empresario y presidente de Aranade, Julián de Miguel, otro de los detenidos, ha dicho que se encontraba en su despacho a la espera de que le llamen para acudir a las dependencias policiales para estar presente en la declaración de su defendido.

El juzgado de instrucción de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza), que comenzó la investigación judicial hace un año a raíz de una denuncia de un particular ante la Policía Nacional, imputa a los detenidos los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias y blanqueo de dinero, entre otros.

La policía inició las detenciones a primera hora de ayer y posteriormente realizó exhaustivos registros en el Ayuntamiento de La Muela, municipio de unos 5.000 habitantes situado a 23 kilómetros de Zaragoza, y en los domicilios de la alcaldesa y de su hijo y del empresario Julián de Miguel, en donde han intervenido documentos y ordenadores.

El registro del Ayuntamiento concluyó esta madrugada, en torno a las 01,30 horas, con la presencia de la alcaldesa, que salió en un vehículo, seguida de un furgón policial, con destino a la Jefatura Superior de Zaragoza, en cuyos calabozos ha pasado la noche junto a otros detenidos.