Público
Público

Diabetes y pobreza en embarazo, ligadas a trastorno de atención en niños

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Los bebés de madrespobres con diabetes gestacional tendrían riesgo de desarrollarel trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

La llamada diabetes gestacional aparece durante el segundo oel tercer trimestre del embarazo, especialmente en las mujerescon sobrepeso, una alimentación poco saludable y sedentarias.

Esta forma de diabetes afecta a entre el 2 y 10 por cientode las embarazadas, según las estadísticas nacionales de EstadosUnidos, y aumenta según las tasas de diabetes tipo 2 en lapoblación general.

El nuevo estudio no prueba que la diabetes gestacional causeTDAH en los bebés, pero es probable que los cambios que produceen la sangre que comparten madre e hijo puedan influir en eldesarrollo cerebral del bebé.

"Hay cada vez más estudios en esa dirección (...) el cerebrode los niños con TDAH es distinto. La diabetes gestacional nosería una causa (del TDAH), pero sería uno de los factores quealteran el desarrollo cerebral", dijo Ginette Dionne, experta endiabetes gestacional y desarrollo del lenguaje de la UniversidadLaval, en Quebec, que no participó del estudio.

El equipo de la doctora Yoko Nomura, de la Facultad deMedicina de Mount Sinai, en Nueva York, reunió a 212preescolares. Dos tercios tenían riesgo de desarrollar TDAH,según la información que proporcionaron sus padres y maestros.

En total, 21 madres habían tenido diabetes gestacional.Entre los 3 y 4 años de edad, los hijos de esas mujeres tuvieronun rendimiento más bajo en los test de lenguaje, memoria ycoeficiente intelectual (CI) que los hijos de mujeres que nohabían tenido diabetes en el embarazo.

Y a los 6 años, esos niños tenían más problemas decomunicación y atención.

El efecto fue más evidente en los hijos de mujeres quehabían tenido diabetes gestacional y eran pobres. Esos niñoseran 14 veces más propensos a reunir los criterios clínicosdiagnósticos del TDAH que los hijos de mujeres de clase media oalta, con o sin diabetes en el embarazo.

Los hijos de las mujeres que habían tenido la enfermedad yno eran pobres, o eran pobres pero no habían tenido diabetesgestacional, no tenían un aumento del riesgo de desarrollarTDAH, según detalla el equipo en Archives of Pediatrics &Adolescent Medicine.

Durante la diabetes gestacional, los bebés quedan expuestosa elevados niveles de azúcar a través de la sangre que pasa porla placenta. La diabetes también puede reducir los niveles deoxígeno o hierro en sangre.

Algo en la sangre o la forma en que responde el bebéinterferirían con el desarrollo cerebral.

"Por ahora, no sabemos cuál es la causa real. Lo que revelala literatura es que algo sucede en el desarrollo del cerebro delos bebés de las mujeres con diabetes gestacional que noafectaría a todos los bebés por igual", dijo Dionne a ReutersHealth.

El ambiente después del parto también tendría un papel.Según opinan los expertos, los niños que crecen en familiaspobres no podrían superar deficiencias del desarrollo temprano.

"Si un bebé sufre un problema leve, si tiene acceso a unamejor calidad de atención, comida y estímulos intelectuales,podría solucionarlo", comentó Nomura.

"Pero si nace en un ambiente más adverso, podría ocurrir queese pequeño problema actúe como un obstáculo mayor deldesarrollo", indicó.

Los investigadores coinciden en que los resultados refuerzanla importancia de que las mujeres que quieren quedar embarazadascontrolen el peso corporal y mejoren la alimentación parareducir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

FUENTE: Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, online2 de enero del 2012