Público
Público

"Díaz Ferrán debe presidir la Fundación de la CEOE por razones históricas"

Joan Rosell es candidato a la presidencia de la patronal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La CEOE busca presidente que la saque del pozo de desprestigio al que se dejó arrastrar junto al polémico empresario Gerardo Díaz Ferrán, a fecha de hoy, aún presidente de la patronal. Si se atiende a los apoyos recibidos públicamente, se diría que el presidente de la patronal catalana Foment del Treball, Juan Rosell, tiene un buen puñado de papeletas para convertirse en el nuevo representante de los empresarios el 21 de diciembre. Si se atiende al enfado de sus rivales (el presidente de la patronal andaluza CEA, Santiago Herrero, y el de la tecnológica Ametic, Jesús Banegas), también. Rosell (Barcelona, 1957) ha sabido hacerse la foto del candidato fuerte. Banegas y Herrero aseguran que está siendo ayudado por el aparato de la patronal, lo que en su opinión es una señal de continuismo. Él dice que cambiará las cosas, aunque algunas parece que las prefiere como están, como que el presidente saliente se ponga al frente de la Fundación.

'Díaz Ferrán dijo 'no' al Diálogo Social cuando había que hacerlo. Eso compensa lo demás'

¿Ha pactado dar vicepresidencias a organizaciones que le apoyen?

No hay pactos. Vamos a intentar tener un gobierno lo más colegiado posible. Aceptaré las recomendaciones que me están dando las organizaciones, especialmente las más grandes.

Díaz Ferrán nombró 21 vicepresidentes. Usted ya ha dicho que los reducirá, pero ¿cuánto? ¿Qué otros cambios va a realizar?

'No pasa nada por hacer un ERE de funcionarios y personal de la administración'

En la asamblea de la CEOE hay 800 vocales, pero en la junta solo tienen representación 200 agrupaciones de las 250 que están en la patronal, es decir, hay una parte de la organización que no tiene representación. Algo tendremos que hacer para hacerles partícipes de los temas que se discutan en la CEOE. El comité ejecutivo es muy difícil cambiarlo pero debemos hacer más operativo el equipo de máxima confianza del presidente, hacerlo mucho más reducido. La mitad de vicepresidencias podría ser un buen número. Con 20 personas no se puede ser operativo.

Todos los candidatos hablan de recuperar el prestigio de la CEOE. ¿Cuánto daño ha hecho Díaz Ferrán a la imagen de la patronal como empresario que dejó numerosos impagos, abandonó a clientes de Air Comet en los aeropuertos o vendió Marsans a un liquidador de empresas...?

Yo lo que sé es que en un momento dado Díaz Ferrán tenía que tomar la decisión de decir que no al Diálogo Social y lo dijo. Una cosa puede compensar la otra. Pero miremos al futuro. No voy a enjuiciar la labor de Díaz Ferrán ni de ningún otro presidente.

¿Le daría la presidencia de la Fundación de la CEOE?

En la CEOE, el presidente saliente siempre es presidente de la Fundación. Eso es lo que se ha hecho históricamente y yo no estoy por hacer cambios. La historia es la historia. Ahora bien, si todo el mundo me lo pide, lo estudiaremos. Quiero que todo se discuta en el comité ejecutivo y en las juntas.

La historia es la historia pero, ¿no cree llegado el momento de renovar algunos aspectos?

Vamos a cambiar cosas de los estatutos que han quedado desfasadas. Quiero que en los primeros meses de mandato se note mucho que no todo sigue como siempre, que vamos a hacer cambios importantes y de común acuerdo con todo el mundo.

¿Hará de la CEOE una organización transparente, por ejemplo respecto a los fondos que recibe para formación, la financiación,etc.?

No tengo ningún inconveniente en dar toda la información necesaria, especialmente cuando los fondos sean públicos. Creo que es nuestra obligación decir todo lo que recibimos y en qué lo empleamos. Me parece recomendable y exigible.

Si hubiera sido presidente, ¿qué habría hecho tras lo ocurrido con el director de Relaciones Laborales, José de la Cavada, causante de la multa por acoso laboral contra la CEOE?

Tengo un grandísimo concepto del señor De la Cavada, pero tampoco conozco al 100% lo ocurrido. En Foment, todos los directores de departamento son mis directores y los defiendo. Pero cuando hay un problema les pregunto qué ha pasado y a partir de ahí tomo decisiones.

En su libro ¿Y después de la crisis, qué?' dice usted: 'La indemnización por despido debe ser la que se fija para el despido procedente, pues la contratación se hace para producir y se recurre al despido por imperativos de supervivencia cuando caen las ventas, por razones disciplinarias o por deslealtad manifiesta'. ¿Si llega a presidente de la CEOE, defenderá esta postura?

Eso es el plano teórico. Yo lo que he defendido siempre es que la provisión de indemnización sería muy importante, especialmente para las pymes. Que se pueda provisionar en los balances con compra de deuda pública, por ejemplo. Muchas pymes cierran de un día para otro y los trabajadores se quedan sin indemnización. En España ya se hizo con las empresas públicas agrupadas en SEPI. Yo creo que sería bueno para el resto.

¿Por qué España destruye tanto empleo cuando llega una crisis?

Esto no nos lo preguntábamos cuando España creaba mucho más empleo que casi toda la Unión Europea junta. Hemos sido unos grandísimos creadores de empleo. Se daba la paradoja de que crecíamos al 4% y teníamos un 9% de paro. No éramos capaces de bajarlo al 2% o al 3% a pesar de estar creando tantos puestos de trabajo. Por eso abrimos las puertas para que viniera gente a ocuparlos, porque nosotros no éramos capaces. En España, creamos más empleo que los demás cuando las cosas van bien y destruimos a velocidad de vértigo cuando no.

Usted dio su apoyo explícito al Estatut. Por otro lado parece defender también que a España se le ha ido la mano con el Estado de las autonomías. ¿Cuál es su postura?

No es solo con el Estado de las autonomías. Hemos pasado de un Estado central a uno muy descentralizado. Y no hemos reducido lo que había que reducir del primero al tiempo que creábamos demasiado en el autonómico y local. Nos hemos hecho menos eficientes y lo estamos pagando. Hay que reconvertir esa situación, empezar a podar. Hay casos increíbles de gastos centrales que todavía existen cuando las competencias han sido trasladadas y gastos espectaculares de las autonomías que han recibido esas competencias, superiores a los que tenía el Estado central. Tenemos unos gastos generales del país por encima de lo que podemos soportar.

Solución: ¿Reducir funcionarios?

Lo que no podemos es dejar ineficiencias en la administración. Si ahora hay funcionarios que no tienen trabajo, algo tenemos que hacer, igual que hemos hecho reestructuraciones industriales. No pasa nada por hacer un ERE en la administración, como lo hemos hecho en el mundo privado y no ha pasado nada. Se buscan los mecanismos para no dejar a la gente en la calle de un día para otro sin compensación y se hace. Es preferible hacer reestructuraciones, compensar a los funcionarios y al personal laboral de la administración. Pero no dejemos las ineficiencias.

También ha comentado que hay que volver a sentarse para negociar la reforma laboral.

Tenemos que sentarnos para negociar el tema de los convenios colectivos y no alargarlo mucho tiempo. Y si vemos que no somos capaces, debemos decírselo humildemente al Gobierno.