Público
Público

Diez muertos, entre ellos 4 niños, por el temporal de viento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Cristina Fuentes-Cantillana y Sonya Dowsett

Un fuerte temporal de viento, con rachas de hasta 160 kilómetros por hora, provocó el sábado la muerte de 10 personas, entre ellas cuatro niños que fallecieron cuando se hundió parte de un pabellón en la localidad barcelonesa de Sant Boi del Llobregat, informaron las autoridades.

Los fuertes vientos, que también causaron tres fallecidos en Francia, motivaron además numerosos problemas en la red eléctrica, donde se cortó el suministro a decenas de miles de clientes; cancelaciones de vuelos, bloqueos de algunas carreteras e incendios forestales.

La peor parte se la llevó Cataluña, donde en las últimas 24 horas fallecieron siete personas, cuatro de ellas niños de entre 9 y 12 años, a los que atrapó el derrumbe parcial de un pabellón anexo a un campo de beisbol en Sant Boi.

En el momento del suceso, 17 menores y dos monitores estaban dentro del recinto. Siete niños y dos adultos resultaron heridos, uno de ellos muy grave, y fueron evacuados a hospitales de la zona.

cuando hay inclemencias del tiempo - y en lugar de refugio se nos ha convertido en una trampa", dijo a RNE el director del polideportivo Antonio Hervás.

"Muchos heridos, muchos niños mal, ha sido terrible", agregó un testigo a la Cadena Ser.

La Generalitat Catalana pidió extremar las precauciones, suspendió las actividades deportivas al aire libre y en recintos cerrados, mantuvo activada la fase de emergencia y puso en marcha el plan antiincendios.

Además del derrumbe de Sant Boi, una mujer falleció en Barcelona al caerle un muro encima, y dos hombres perecieron en las localidades de Palma de Cervelló y Abrera, ambos por la caída de un árbol.

La Agencia Nacional de Meteorología avisó por riesgo extremo de fuertes vientos a las provincias de Barcelona y Tarragona, mientras que el resto de costa del Cantábrico y Levante, el interior de Cataluña, Aragón y La Rioja estaba en alerta por riesgo importante de vientos.

En Galicia, donde el temporal amainó el sábado pero persistía en el mar, un guardia civil falleció en la localidad de Burela, Lugo, cuando fue golpeado por un árbol derribado por el fuerte viento.

También en Lugo, varios medios de comunicación informaron de la muerte de un anciano en el incendio de su casa en Lugo, que se habría originado por un cortocircuito derivado del temporal. Los servicios de emergencia lo consideran desaparecido y continúan trabajando en el desescombro de la zona.

Salvamento Marítimo tuvo que intervenir en Galicia para salvar un buque portugués que se vio atrapado en el temporal. Los seis tripulantes fueron evacuados, pero uno de ellos falleció en La Coruña, confirmó un portavoz de la Delegación del Gobierno en Galicia.

Por último, falleció un hombre en la localidad alicantina de Aigüés de Bussot, según confirmó la Generalitat Valenciana, debido al derrumbe de un muro. En esta comunidad, el viento provocó también un incendio forestal en La Nuncia, Alicante, que obligó a evacuar a las urbanizaciones cercanas.

En el País Vasco, 60 personas fueron evacuadas a un colegio en Basauri, Vizcaya, dado que el fuerte viento levantó los tejados de sus casas, de acuerdo con un comunicado del servicio de emergencia SOS Deiak.