Público
Público

Diputados alemanes proponen acoger a Mubarak y el ministro Westerwelle desea una nueva sociedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios diputados de los partidos de la coalición gubernamental alemana han propuesto acoger en este país al presidente egipcio, Hosni Mubarak, como salida a la crisis en Egipto y aportación a una solución pacífica de la misma.

Por su parte, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, desea una nueva sociedad de la Unión Europea con los países del norte de África, similar a la que la UE mantiene ya con Latinoamérica, Rusia o Turquía.

Elke Hoff, portavoz parlamentaria de Seguridad del Partido Liberal (FDP), socio menor de la coalición que dirige la canciller federal, Angela Merkel, se manifestó a favor de una rápida salida de Mubarak de Egipto con destino a Alemania si ello conduce a una estabilización de la situación en Egipto.

"No se trata de concederle asilo político", subraya sin embargo Elke Hoff en unas declaraciones que publica hoy el dominical Bild am Sonntag, en el que se pronuncia en términos similares Andreas Schokenhoff, vicepresidente del grupo parlamentario de la Unión (CDU/CSU), formación que encabeza Merkel.

"Necesitamos una transición pacífica en Egipto. Si Alemania puede hacer una aportación constructiva dentro del marco internacional, entonces deberíamos acoger a Mubarak, si él lo desea", afirma Schockenhofer en unas declaraciones al mismo dominical.

La disculpa para su viaje a Alemania sería "un control exhaustivo de su estado de salud", lo que facilitaría una salida honrosa de Mubarak de su país y su posible ingreso en la Clínica Universitaria de Heidelberg (sur), donde ya es un paciente conocido.

Mubarak fue intervenido en marzo del pasado año en la citada clínica, donde estuvo internado tres semanas y le fue extirpada la vesícula biliar y un pólipo en el intestino delgado, además de ser sometido a un control oncológico que dio resultado negativo.

El periódico dominical asegura además que el Gobierno alemán daría todo tipo de facilidades a un viaje de Mubarak a Alemania por razones de salud.

Por su parte, Westerwelle afirma también en el Bild am Sonntag que "necesitamos una nueva sociedad con los países del norte de África y del cercano y medio Oriente", similar a la que la UE mantiene ya con Turquía, Rusia y Latinoamérica.

"Necesitamos ahora una sociedad en favor de la democracia con esa región. Se trata de nuestros vecinos", señala el jefe de la diplomacia alemana.

Westerwelle reitera además que el futuro de Egipto solo se puede decidir en el mismo país, al comentar que "el pueblo egipcio debe decidir quién gobierna Egipto".

El político liberal se reafirma en su apoyo al movimiento democrático en Egipto, si bien advierte del peligro de que se convierta en un estado islámico.

"Estamos del lado de aquellos cuya meta es la democracia y un futuro pacífico y mejor para todos los egipcios. El futuro de Egipto se debe definir ahora. La democracia es el mejor camino hacia la estabilidad", concluye el también vicecanciller alemán.