Público
Público

Dirigente opositor afirma que Chávez tiene un acuerdo con la guerrilla colombiana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El dirigente opositor Manuel Rosales afirmó hoy que el presidente venezolano, Hugo Chávez, "tiene un pacto con la guerrilla" colombiana que "no es gratis" porque le fuerza a buscarle salidas a nivel internacional y en el propio país.

Las declaraciones de Rosales a la prensa se produjeron durante una concentración de opositores ante las puertas del canal privado "Globovisión", en Caracas, para apoyar su línea informativa.

Rosales, que fue el principal candidato de la oposición en las elecciones presidenciales de diciembre de 2006, fue consultado también sobre la próxima liberación unilateral de tres rehenes por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Detrás de esto lo que hay es un 'show' montado y una negociación que hizo Chavez con la guerrilla. Esa negociación tiene que ver con el estatus de beligerancia que él le busca a través de la Asamblea Nacional a la guerrilla colombiana", dijo Rosales, que es el líder del partido opositor Un Nuevo Tiempo (UNT).

"Porque este es un acuerdo, esto es un pacto entre la guerrilla con Chávez y eso no es gratis. Chávez le tiene que garantizar a la guerrilla, entre otras cosas, que él le va a buscar alternativas y salidas a nivel de los espacios internacionales y del propio país", añadió Rosales, que también es gobernador del estado Zulia, el más populoso de Venezuela.

El representante opositor precisó que "todo lo que signifique lucha por los derechos humanos que no sea politizada y para el manejo político partidista se tiene que respaldar y apoyar".

Insistió, sin embargo, en que Chávez "hace negociaciones y se entrega en los brazos de movimientos guerrilleros, de movimientos que están al servicio del narcotráfico, del terrorismo, como son las FARC de Colombia y otros movimientos distintos a lo que tiene que ser la civilidad y la democracia".

Rosales consideró que más grave todavía que lo expresado en sus acusaciones es que Chávez no se preocupe de las necesidades del pueblo venezolano ni de evitar que las supuestas actividades delictivas de la guerrilla en territorio venezolano.

El dirigente opositor denunció que el 80 por ciento de los venezolanos no tienen agua potable y criticó que Chávez no negocie con la guerrilla "para que no sigan secuestrando, para que no sigan comprando secuestrados, para que no sigan cobrando vacuna y para que respeten nuestro territorio".