Público
Público

Los disidentes liberados llegan a España con "entusiasmo" y con ganas de seguir luchando

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cuatro disidentes cubanos liberados por su Gobierno llegaron hoy a España con sus familias "llenos de entusiasmo" y con ganas de continuar la lucha por los más de cincuenta compañeros que quedaron en las cárceles de Cuba.

Así lo expresó a Efe José Gabriel Ramón Castillo quien aseguró que tanto ellos como sus familias se encuentran bien, "llenos de entusiasmo y energía", y agradeció el recibimiento "de los hermanos que hace años que están acá", como Raúl Rivero, con quien se reunieron tras pasar un reconocimiento médico.

Raúl Rivero aseguró a Efe que aunque todavía "están un poco desorientados por el viaje" todos están "felices de haber salido de ese infierno", porque algunos de ellos llevaban cinco años en cárceles de alta seguridad.

Castillo fue liberado junto con Alejandro González Raga, Omar Pernet y Pedro Pablo Alvarez por el Gobierno cubano, que ha permitido que viajen con sus familias para residir en España.

Los cuatro pertenecían al conocido "Grupo de los 75" que fueron condenados en la primavera de 2003 a penas de hasta 28 años de cárcel acusados de atentar contra la independencia del Estado, conspirar con Estados Unidos y socavar los principios de la revolución.

"Estamos satisfechos y esperamos en estos días ir encontrando formas para continuar con la lucha por la liberación de los más de cincuenta presos de conciencia que quedaron en Cuba y de otros que aunque no estaban en nuestra lucha también son prisioneros de conciencia", dijo a Efe.

Entre los cuatro sumaban 80 años de condenas: Alejandro González Raga se enfrentaba a 14 años; Pedro Pablo Alvarez a 26; Omar Pernet a 20; y Castillo a otros 20 años.

La liberación ha sido una sorpresa a pesar de que algunos como el propio Castillo -afectado de un problema de hígado y diabetes- y Pernet -herido en un accidente de trafico cuando le trasladaban de una prisión a otra- esperaban que se les tramitara una "licencia extrapenal" por cuestiones de salud.

"Lo que no suponía era que la cosa tuviera esta magnitud de que España brindara la posibilidad de un asilo político", confesó Castillo, quien aseguró que "todo ha sido muy rápido" y que en "a penas 24 horas nos hicieron el pasaporte y nos trasladaron a La Habana", pera reunirse con sus familias.

El Gobierno Cubano permitió que con los disidentes viajaran la gente más cercana pero, según señaló, "ha habido bastante amplitud con eso" y parte del grupo ha podido viajar además de con sus esposas e hijos, también con algún hermano o sobrino.

Lamentó que en su caso "fue tan rápido que se nos quedaron algunos familiares", entre ellos una sobrina que es "como si hubiera dejado a otra hija en Cuba".

En total llegaron hoy a España 17 personas precedentes de La Habana en un avión del Ministerio de Defensa Español que aterrizó a las 13:45 GMT en aeropuerto de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde recibieron atención sanitaria de la Cruz Roja.