Público
Público

Displicencia del jefe de la firma de implantes PIP genera enojo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Francois Revilla

Un documento policialque mostró que el director de la firma francesa fabricante deimplantes mamarios PIP admitió voluntariamente haber mentidosobre su baja calidad y dijo que las mujeres que presentaronquejas sólo estaban buscando de dinero desató respuestasfuriosas en Francia el viernes.

El escrito, que se filtró en los medios franceses y que fueobtenido por Reuters, registra comentarios displicentes deJean-Claude Mas, el fundador y director ejecutivo de PolyImplant Prothese (PIP), cuyos implantes potencialmente máspropensos a la ruptura han generado temores en todo el mundo.

"Yo sabía que el gel no era estándar pero lo hiceconscientemente porque el gel de PIP era más barato. Estafórmula es perfecta, es mejor que la que se usa para hacer gelestándar", dijo Mas según es citado en la transcripción de unaentrevista con la policía a finales del 2010.

Cuando se le preguntó sobre las mujeres que presentaronquejas sobre sus implantes PIP, Mas señaló: "Estas son personasfrágiles o personas que lo hacen por dinero".

El abogado de algunas de esas mujeres condenó loscomentarios, y el propio abogado de Mas, Yves Haddad, dijo queeran "torpes", pero que no eran de una naturaleza criminal.

"Jean-Claude Mas está mostrando completo cinismo en relacióna las víctimas", dijo el abogado Laurent Gaudon, cuyos clientesacusan de fraude a PIP y a los cirujanos que usaron losimplantes de la firma.

Una integrante de la asociación de mujeres portadoras deimplantes mamarios de PIP, escribió en un foro en internet queestá disgustada por los comentarios de Mas, a quien calificó deególatra.

Más de 2.000 mujeres en Francia han presentado quejas contraMas, cuya firma suministró implantes hechos de una siliconaartesanal no aprobada a unas 300.000 mujeres alrededor delmundo, antes de que los inspectores de salud franceses retiraranlas prótesis del mercado en marzo del 2010, lo que llevó a PIP ala bancarrota.

No se han presentado cargos en el caso pero una corte en laciudad sureña de Marsella probablemente anuncie cargos porfraude este año, dijeron a Reuters fuentes legales.

Recientemente se abrió una investigación por homicidioinvoluntario, tras la muerte por cáncer en el 2010 de una mujerfrancesa que tenía implantes de PIP.

El escándalo aumentó después de que el Gobierno francésemitiera una advertencia en diciembre del 2011 y dijera quepagaría por la remoción de los implantes de PIP a todas lasmujeres de Francia.

El Gobierno ha insistido en que no hay vínculo con el cáncery no se sabe de nadie que haya muerto por complicaciones a causade las prótesis.

No obstante, algunos cirujanos dicen que los implantes dePIP, realizados con componentes no médicos suministrados por unfabricante de químicos alemán, son más propensos a deformacionesy roturas que los de calidad estándar.