Público
Público

La disputa por la seguridad enfada a la organización del Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La disputa laboral que obligó a la policía a hacerse cargo de la seguridad de cuatro estadios del Mundial de fútbol en Sudáfrica avergonzó a los organizadores del torneo, que ya habían sufrido un problema similar en la Copa Confederaciones del año pasado.

La policía dijo que había asumido de manera permanente la seguridad en los estadios Soccer City y Ellis Park de Johannesburgo, y en los renovados estadios construidos en Ciudad del Cabo y Durban. La fuerza de seguridad ya se había hecho cargo anteriormente del estadio de Port Elizabeth.

Los recientes cambios, que involucraron al menos a 4.000 oficiales de policía, fueron consecuencia de una disputa entre guardias de seguridad asignados en el interior de los estadios por el comité organizador, y la empresa al cargo, Stallion Security.

El director del comité organizador, Danny Jordaan, ha expresado su enfado por los guardias que fueron despedidos e indemnizados por haber hecho huelga, pero los críticos dicen que las autoridades del torneo deberían haber anticipado el conflicto para evitar la movilización de 41.000 policías para la protección de equipos y aficionados.

La seguridad es una de las principales preocupaciones en este Mundial debido a la alta tasa de delitos violentos que tiene Sudáfrica.

La policía se hizo cargo de la seguridad en Port Elizabeth antes del inicio del torneo, también como consecuencia de un conflicto salarial entre trabajadores y empresarios.

Algunos medios locales indicaron el año pasado que la firma Stallion dejó sin efecto en el último momento un contrato para proporcionar la seguridad en la Copa Confederaciones -utilizada como ensayo para el Mundial- debido a una disputa con los organizadores locales sobre los sueldos de los guardias de seguridad.

Aquel acuerdo frustrado obligó a que la policía asumiera la vigilancia en los estadios, porque las pequeñas compañías de seguridad no contaban con suficiente personal y entrenamiento.

El jefe de policía Bheki Cele ha dicho que el uso de sus fuerzas para asegurar la seguridad de los estadios no debilitaría otras tareas relacionadas con la protección en la Copa del Mundo.

El comité organizador no quiso entrar en detalle sobre el conflicto salarial, alegando que es un asunto interno entre los empleados y Stallion. La empresa dice que está consultando a sus abogados.

La disputa causó los primeros casos graves de violencia en el Mundial en las primeras horas del lunes, cuando la policía tuvo que disparar balas de goma y lanzar gases lacrimógenos para dispersar a los vigilantes de seguridad que protestaban por sus salarios.