Publicado: 24.07.2016 09:30 |Actualizado: 24.07.2016 09:30

El 'Doctor Dolittle' palestino: el hombre que dedica su vida a rescatar a los perros callejeros de Gaza

Saeed el Aer se ha gastado más de 18.000 euros en el cuidado de los 50 perros que ha rescatado hasta la fecha. Los gastos incluyen las facturas de los veterinarios y el alquiler de una granja con una parcela de 0,2 hectáreas.

Publicidad
Media: 4.57
Votos: 7
Comentarios:
Saeed el Aer

Saeed el Aer

Entre todos los problemas que tienen los habitantes de la Franja de Gaza, que van desde hacer frente a los continuos ataques israelíes hasta luchar contra la pobreza, los cortes de luz y la falta de agua potable, Saeed el Aer ha decidido dedicar su vida a un problema algo inusual: rescatar perros callejeros.

Durante meses, Aer ha estado recorriendo las calles de Gaza en busca de perros abandonados, para ganarse su confianza, alimentarles y ayudarles a recuperar su salud.
"Patrullamos las calles y les damos comida durante varios días seguidos o semanas hasta que se acostumbran a nosotros. Luego les cogemos y les traemos a la asociación", ha explicado Aer, en referencia a la organización que él mismo ha ayudado a crear, la Asociación Sulala para el Cuidado y el Entrenamiento de Animales.




Es un trabajo muy costoso que requiere mucho tiempo. Aer, funcionario del Estado, estima que se ha gastado más de 18.000 euros en el cuidado de los 50 perros que ha rescatado hasta la fecha. Los gastos incluyen las facturas de los veterinarios y el alquiler de una granja con una parcela de 0,2 hectáreas, donde viven ahora los canes.

En la granja, situada en Zahra, una ciudad costera en el sur de Gaza, unos cuantos jóvenes voluntarios se afanan en alimentar a los perros cociendo trozos de pollo en una gran olla colocada sobre fogones alimentados con leña.

Al principio, cuando los animales llegan por primera vez a la granja, se les mantiene atados durante los primeros días. A medida que pasan los días, se vuelven cada vez más domesticados y se les permite vagar a sus anchas y ver a los visitantes que llegan.
"Me conocen perfectamente ya", ha contado Aer, de 45 años. "En cuanto llego con el coche, aparecen de todas partes de la granja y vienen corriendo hacia mí", ha añadido.

Aer permite que adopten a los perros que rescata, siempre y cuando les traten bien y no les maltrate. EP

Aer permite que adopten a los perros que rescata, siempre y cuando les traten bien y no les maltrate. EP

Criaturas impuras

Los perros son considerados criaturas impuras en la religión musulmana, y por lo general nunca se mantienen dentro de las casas, pero en el Islam no está prohibido tener uno como mascota. De hecho, cuidar animales y mascotas forma parte de uno de los mandamientos de la fe islámica, y entre los musulmanes es muy común tener un perro guardián o uno de caza.

Sin ir más lejos, Aer ha contado que está muy sorprendido por la inmensa cantidad de habitantes de Gaza que quieren visitar su perrera y dar de comer y cuidar a los animales. La página de Facebook de la asociación se ha vuelto bastante popular en el pequeño territorio palestino. Todas aquellas personas que se presentan voluntarias ayudan a entrenar y domesticar a los animales y les pasean por las calles de Zahra.

"Me encantan los perros", ha contado Nasser Abu Taqqeya, un hombre de 48 años del centro de Gaza que tiene seis hijos y que está planeando adoptar a un perro llamado Rex. "Me lo llevaré para que mis hijos puedan jugar con él y nos guarde la casa", ha añadido.
Se estima que varios miles de perros callejeros viven en Gaza -un territorio que tiene menos de 50 kilómetros de largo, 10 de ancho y que alberga a casi dos millones de personas- por lo que Aer sabe que tiene muchos animales que rescatar todavía.

Sin embargo, espera que cada vez más gente se anime a adoptar a sus perros, siempre y cuando acepten firmar el contrato que él propone: "tienen que alimentarlo, darle de beber y no pegarle bajo ningún concepto", ha afirmado tajantemente Aer. Si aquellos que adopten no pueden cumplir esas reglas, "nos pueden llamar e iremos a traerle de vuelta a la granja", ha añadido.