Público
Público

El domingo los relojes se deberán retrasar una hora

Con el cambio de hora sólo se ahorra un 3% en iluminación entre marzo a octubre, lo que equivale a seis euros por hogar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La madrugada de este domingo deberán retrasarse los relojes una hora -a las 03.00 hora peninsular habrá que atrasar las manillas a las dos-, con lo que el día 28 tendrá oficialmente una hora más. Este cambio de hora, que en las Islas Canarias será de las dos de la madrugada a la una, se produce todos los años el último domingo de octubre en cumplimiento de una directiva europea, que afecta obligatoriamente a todos los Estados miembro de la UE.

La medida, según cálculos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía, supone un ahorro del 3 % en iluminación entre los meses de marzo a octubre, lo que equivale a 300 millones de euros. De esa cantidad, 90 millones corresponden al potencial de los hogares españoles -alrededor de seis euros por hogar-, mientras que los 210 millones restantes se ahorran en los edificios del terciario y en la industria, explica el Instituto para la Diversificacion y Ahorro de la Energía (IDAE).

Para alcanzar este potencial de ahorro, no obstante, hay que ser responsable en el hogar a la hora de prescindir de la iluminación artificial cuando es innecesaria, y emplear tecnologías que aprovechen mejor la luz natural en edificios del terciario y en industrias. Estas tecnologías consisten en fotocélulas o sensores de luz que apagan o regulan la iluminación artificial en función de la luz solar aportada a la zona, a través de ventanas o lucernarios.

El Código Técnico de la Edificación obliga a la instalación de estos sistemas en los edificios de nueva construcción. De todos modos, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el IDAE aconsejan a los ciudadanos contribuir al ahorro de energía durante todo el año, tanto en iluminación como en la calefacción, electrodomésticos, etcétera.

Así, es recomendable apagar la calefacción por la noche y no encenderla por la mañana hasta que la casa esté ventilada; instalar burletes y adhesivos en puertas y ventanas; colocar dobles ventanas o doble acristalamiento; mantener la temperatura en los 21 grados, y en el caso de tener pensado alguna reforma en casa, es aconsejable instalar algún aislante en techos y paredes.

La directiva del cambio de hora comenzó a generalizarse, aunque de manera desigual, a partir de 1974, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para aprovechar mejor la luz solar y consumir así menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años.