Público
Público

La economía italiana decrecerá en el cuarto trimestre y se mantendrá plana en 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía de Italia decrecerá un 0,2 % en el cuarto trimestre del año en comparación con el anterior y se mantendrá casi plana a lo largo de 2012, con un incremento de sólo el 0,1 %, según las previsiones económicas de otoño publicadas hoy por la Comisión Europea (CE).

En 2013, en cambio, la CE espera una mejora del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Italia del 0,7 %.

Italia se encuentra actualmente bajo el punto de mira de los mercados, que han atacado su deuda soberana hasta alcanzar ayer los 500 puntos en su prima de riesgo.

Las duras políticas de austeridad aprobadas por el Ejecutivo transalpino a petición de sus socios europeos, que tienen como objetivo reducir el déficit y la deuda acumulada, serán una de las principales causas de la brusca ralentización económica, según el documento de la CE.

En el ámbito de las finanzas públicas, el déficit público se reducirá notablemente este año y los dos siguientes, pero no se llegará al superávit, según las previsiones de la CE.

Los pronósticos del Ejecutivo comunitario para este año son que el déficit del Estado será del 4 % del PIB, mientras que bajará al 2,3 % y al 1,2 % en 2012 y 2013, respectivamente.

El Gobierno italiano se había comprometido con sus socios a reducir el déficit como mínimo al 3,9 % del PIB en 2011, 2,7 % en 2012 y 1,5 % en 2013.

Sin embargo, pese a los esfuerzos de contención del gasto público, la deuda pública acumulada aumentará del 118,4 % en 2010 al 120,5 % en 2011, y se mantendrá en esta cifra en 2012, según la CE.

En 2013 disminuirá hasta el 118,7 %, aún por encima de los niveles del año pasado.

Así pues, sumando el declive de la demanda privada y pública, la demanda doméstica total tendrá efectos negativos sobre el PIB, ya que, aunque contribuirá 0,5 puntos porcentuales al aumento del PIB italiano en 2011, en 2012 esta contribución será negativa -de -0,2 puntos-. En 2013, la contribución será de 0,4 puntos.

La caída de la demanda tendrá como contrapartida un aumento del ahorro familiar, que crecerá un 11,9 % en este año y el siguiente y un 11,7 % en 2013.

De hecho, el comercio exterior será el único factor de crecimiento económico del país para 2012.

Concretamente, el año que viene las exportaciones netas supondrán una contribución positiva de 0,5 puntos porcentuales, una décima más que en 2011 y dos décimas más que en 2013.

Los inventarios, en cambio, contribuirán en -0,4 y -0,2 puntos porcentuales en 2011 y 2012, respectivamente, y no tendrá efecto alguno sobre el PIB italiano en 2013, acorde con lo previsto por la CE.

El fuerte frenazo de la economía tendrá efectos negativos sobre la tasa de paro del país, que en 2010 fue del 8,4 %.

Si bien en 2011 caerá ligeramente hasta el 8,1 %, volverá a aumentar una décima en 2012 hasta el 8,2 %, un dato que se mantendrá para 2013.

La CE prevé, asimismo, una disminución de los precios en los próximos años a causa de la caída de los precios energéticos, con una inflación del 2,7 % este año que se rebajará al ,0 % y al 1,9 % en 2012 y 2013, respectivamente.