Público
Público

Educación vigilará los recortes de Aguirre

Los sindicatos denuncian que Madrid prescindirá de 3.200 profesores interinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

“Inquieto” por los recortes que el Gobierno de Esperanza Aguirre está llevando a cabo en la Comunidad de Madrid en materia de educación. Así se mostró ayer el ministro del ramo, Ángel Gabilondo, durante uno de los cursos de verano que la Universidad Complutense de Madrid organiza en la localidad de San Lorenzo de El Escorial.

En este sentido, Gabilondo anunció que estudiará la legalidad de los cupos que la Consejería de Educación de Madrid ha anunciado recientemente en cuanto al profesorado, que supondrán el despido –según los sindicatos– de unos 3.200 interinos. “Respeto a la Comunidad de Madrid, pero se va a estudiar si las medidas que están adoptando son las que corresponden a la disposición legislativa actual”, prometió el ministro. Las reacciones no se hicieron esperar. “Nosotros ya advertimos hace tiempo al Ministerio de que la Comunidad vulnera la legalidad”, afirmó ayer Francisco García, secretario general de CCOO–Madrid. “Por eso recibimos este anuncio con expectación y alivio”, añadió.

En representación de los padres, Guadalupe Piñas, presidenta de la asociación Confapa, criticó la “masificación” de alumnos en las aulas madrileñas, que se verá agravada con el recorte de profesores anunciados por el Ejecutivo de Aguirre. “La Comunidad de Madrid hace unas leyes que benefician a la educación concertada mientras que siempre recorta en la pública”, denunció Piñas.

Por otro lado, Gabilondo se mostró receptivo a las reclamaciones de un grupo de profesores que se había agolpado a las puertas del edificio donde ayer iba a impartir el curso. Se acercó a ellos y les instó a hacerle llegar sus propuestas, al tiempo que alabó su trabajo.

Los manifestantes protestaban por el “deterioro de la educación pública” y la “mercantilización de la educación” en Madrid y, aunque eran pocos, no fueron los únicos que ayer hicieron llegar sus propuestas al Ministerio. La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) también solicitó al departamento de Gabilondo que actúe contra la Comunidad de Madrid “por suprimir las tutorías en Secundaria, lo que supone el incumplimiento de la Ley Orgánica de Educación”.

La correspondiente Consejería del Gobierno de Aguirre anunció la semana pasada que los alumnos de ESO ya no tendrán reunión semanal con su tutor. La excusa, en esta ocasión, era mejorar el nivel educativo de los alumnos, cambiando la hora de tutoría por otras de Matemáticas, Lengua o Inglés. “Las tutorías son una herramienta fundamental para prevenir conductas de riesgo en los alumnos y para mejorar la convivencia entre ellos”, argumentó Virgilio Dantés, vicepresidente de Ceapa.

La Consejería de Educación, por su parte, aseguró que sólo cambiará el modelo actual de tutorías, en el que los profesores atendían a toda la clase una hora por semana, por otro en el que las reuniones se lleven a cabo individualmente, informa Efe. Este anuncio tampoco sirvió de mucho. “Ese es un parche que no tiene sentido. El problema es que le han quitado el carácter colectivo a las tutorías”, apostilló Eduardo Sabina, de la Federación de Educación de UGT–Madrid.

Sabina volvió a criticar el Bachillerato de Excelencia propuesto por Aguirre, al que sólo accederán cien alumnos de entre los 2.200 que realizaron las pruebas la semana pasada. Pero ninguno de los que entrarán el curso que viene es un alumno sobresaliente. La nota más alta está en un 8,78, según TVE. Gabilondo también confirmó su preferencia por un “sistema inclusivo donde convivan todos según sus propias capacidades”. Y, aunque defendió las medidas de apoyo para los mejor cualificados, insistió en que “no hay que aislarlos”.