Público
Público

EE.UU. lamenta el "error" en el suministro de información sobre los vuelos a Reino Unido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de EE.UU. lamentó hoy que se hubiera producido un "error" en el suministro de información al Reino Unido en relación a dos vuelos de la CIA que transportaban a sospechosos de terrorismo y que repostaron en territorio británico.

En señal de preocupación, el Departamento de Estado anunció el envío de John Bellinger, uno de sus abogados, a Londres en una misión de dos días.

La explicación de EE.UU. se produce después de que el canciller británico, David Miliband, confirmara que dos vuelos de la CIA con sospechosos de terrorismo a bordo hicieron en 2002 escala en la Isla de Diego García sin el conocimiento del Gobierno, un incidente considerado "muy grave" por el primer ministro Gordon Brown.

El director de la Agencia Centraol de Inteligencia (CIA), Michael Hayden, reconoció hoy la existencia de los vuelos y señaló en una carta a sus empleados que la información proporcionada al Gobierno británico de que no hubo vuelos después del 11 de septiembre de 2001 "resultó ser errónea".

El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, lamentó en la conferencia de prensa diaria que "hubiera un error a la hora de proporcionar inicialmente información inexacta a un buen amigo y aliado".

"Desafortunadamente, incluso con la mejor de las intenciones, de los registros y de la tecnología, se producen errores y este fue el caso", subrayó.

A finales de 2007 la CIA revisó por iniciativa propia la base de datos de los vuelos de transporte realizados, momento en el cual salió a la luz la existencia de las dos escalas en territorio británico.

Por otro lado, McCormack subrayó que no ha habido ningún otro país que haya pedido explicaciones a través de los cauces diplomáticos, pero advirtió que el Departamento de Estado está preparado para contestar a las preguntas de los Gobiernos extranjeros sobre la situación.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, también admitió que "se cometieron errores a la hora de comunicar la información".