Público
Público

EEUU se compromete a defender la privacidad en el intercambio de datos con la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, se comprometió hoy a defender el derecho a la privacidad y la intimidad en el intercambio de datos de ciudadanos entre Washington y la Unión Europea (UE) para combatir el terrorismo y el crimen internacional.

"Queremos un sistema que proteja la información intercambiada", dijo Napolitano a los eurodiputados que forman parte de la comisión de Justicia, Libertad y Seguridad y de la delegación para las relaciones con EEUU del Parlamento Europeo (PE).

En el encuentro, celebrado en la sede de la Eurocámara en Bruselas, la responsable de Seguridad Nacional del gobierno de Barack Obama abogó por la cooperación transatlántica para luchar contra la amenaza terrorista y marcó distancias respecto a la gestión de la administración de George Bush.

"Nuestras relaciones se tienen que basar en el respeto mutuo y en nuestros valores comunes", recalcó Napolitano, que admitió, no obstante, que Europa y Estados Unidos tienen que hacer frente en este ámbito a "culturas y tradiciones jurídicas diferentes".

En cualquier caso, dejó claro que para el Ejecutivo de Obama la "seguridad no puede garantizarse a costa de la libertad" y subrayó que considera necesario un "equilibrio" entre los dos aspectos.

En este sentido, confió en que Bruselas y Washington puedan avanzar hacia un nuevo acuerdo sobre el intercambio de datos de pasajeros de aerolíneas que cruzan el Atlántico.

Napolitano repasó con los eurodiputados asuntos del área de Libertad y Seguridad, después de la reciente ratificación de los acuerdos entre la UE y EEUU en materia de extradición y asistencia legal mutua, que establecen intercambio de información entre países para combatir el crimen y el terrorismo.

Además, a preguntas de los eurodiputados, se refirió al cierre de la base de Guantánamo y garantizó que se trabaja con el objetivo de un "cierre total" de la instalación.

Napolitano agradeció a los países europeos el que hayan aceptado acoger a prisioneros liberados de la cárcel estadounidense y explicó que Washington está en contacto con más gobiernos para obtener más acuerdos de este tipo.

Por otra parte, defendió la iniciativa para imponer una tasa de 10 dólares a los turistas extranjeros que entran en EEUU y aseguró que se trata de una medida necesaria y que puede ayudar al sector en el país.

El impuesto, que aún no está en vigor, ha sido criticado por la Comisión Europea (CE), que ha advertido de que puede ser "un paso atrás" para los desplazamientos entre ambas regiones.