Público
Público

EEUU deriva a pocos pacientes con infarto a centros especializados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Trasladar rápido a unpaciente infartado de un hospital a un centro más sofisticadopuede salvarle la vida, pero rara vez ocurre en Estados Unidos.

En un estudio nacional, publicado en Archives of InternalMedicine, un equipo halló que nueve de cada 10 pacientes debenesperar más que lo recomendado antes de que se los transfiera aun centro que pueda brindarles la atención óptima.

Eso, en la mayoría de los infartos, significa eliminar laobstrucción de las coronarias que impide que llegue sangre alcorazón y colocar un stent para mantener la arteria abierta.

"Eliminar la obstrucción aumenta rápidamente lasupervivencia del paciente", dijo el doctor Harlan Krumholz, dela Escuela de Medicina de Yale y coautor del estudio. "Cuantomás tiempo pasa el corazón sin recibir sangre, más daño seproduce", agregó.

Los hospitales trabajan para que esos pacientes recibantratamiento dentro de los 90 minutos de su llegada.

Pero menos de un cuarto de los centros del país estánequipados para colocar un stent las 24 horas, de modo que muchosderivan a los pacientes a otros centros. Para que laintervención sea efectiva, el traslado debe hacerse dentro delos 30 minutos.

Sólo uno de cada 10 pacientes salió del primer hospital enese período, según el nuevo estudio, sobre datos del 2009 deunos 14.000 pacientes atendidos en 1.034 hospitales.

Todos los pacientes habían sufrido un tipo de infartollamado STEMI, que cada año padecen unos 250.000 estadounidenseso la quinta parte de todos los infartados del país.

En más de la mitad de los casos, los hospitales demorabanmás de una hora en derivar a sus pacientes. Casi un terciotardaba 90 minutos o más.

"Vimos demoras muy prolongadas. Algunas son de más de 90minutos o dos horas. Así no hay manera de administrar untratamiento oportuno", dijo Krumholz a Reuters Health.

New Hampshire fue el estado que más rápido transfirió a lospacientes (la mitad, en 43 minutos o menos), seguido de Kansas yMinnesota. Los más "lentos" fueron Wyoming (con una demora de207 minutos o más en la mitad de los casos) Hawái y WestVirginia.

Los resultados, según los datos de los Centros para losServicios de Medicare y Medicaid, coinciden con otro estudio deeste año que había sugerido que a unos 50.000 estadounidenses seles colocan los stent más de un día después del infarto, cuandoel procedimiento ya no es de mucha utilidad.

Un estudio publicado con el de Yale describe cómo unhospital de California solucionó su problema al instalar unlaboratorio de cateterismo cardíaco para poder colocar stent las24 horas del día.

Pero esas instalaciones son costosas y no todos loshospitales pueden pagarlo, según escribe en un editorial ladoctora Rita Redberg, de la University of California, en SanFrancisco. "Es hora de considerar otras estrategias", indica.

Redberg, editora de Archives of Internal Medicine,recomienda administrar un anticoagulante en la ambulancia o alllegar al hospital cuando no se puede trasladar a los pacientesa un hospital con un laboratorio de cateterismo.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 28 de noviembre del2011