Público
Público

EEUU investiga el vínculo de Al Qaeda con el incidente de avión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Estados Unidos dijo el domingo que está investigando si Al Qaeda estuvo involucrado en un intento para hacer estallar un avión de pasajeros el día de Navidad, mientras trata de hacer frente a los ataques republicanos sobre sus medidas antiterroristas.

El sospechoso nigeriano, Umar Farouk Abdulmutallab, fue trasladado a prisión desde un hospital. Se espera que no se presente a una audiencia judicial el lunes a las 14.00 hora local (19:00 GMT) en Detroit, donde la fiscalía planea obtener una orden para obtener su ADN.

Abdulmutallab, de 23 años, está acusado de intentar hacer estallar un jumbo de Northwest Airlines cuando la nave se acercaba a Detroit en un vuelo procedente de Amsterdam con casi 300 personas a bordo.

Consultada sobre si Al Qaeda estaba relacionado con el incidente, la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, dijo al programa "This Week" de ABC, "Eso es ahora objeto de investigación, y sería inapropiado para mí decirlo, e inapropiado especular".

"Por ahora, no tenemos indicios de que sea parte de algo más grande", declaró Napolitano al programa de CNN "State of the Union".

CNN citó a una fuente no identificada "con conocimiento de la investigación" diciendo que el sospechoso portaba suficiente material explosivo como para destruir el avión.

En tanto, un pasajero que se sentía mal en un avión que cubría la misma ruta Amsterdam-Detroit provocó alarma el domingo en el aeropuerto de Detroit, mientras los republicanos comenzaban a criticar al Gobierno del presidente Barack Obama por su política antiterrorista.

Un alto cargo estadounidense, que pidió no ser identificado, confirmó informaciones periodísticas de que Abdulmutallab había dicho a los investigadores que miembros operativos de Al Qaeda en Yemen le habían dado el artefacto explosivo y le explicaron cómo detonarlo.

En el vuelo del viernes, Abdulmutallab fue controlado por los pasajeros y la tripulación tras encender un artefacto explosivo atado a su cuerpo, y recibió tratamiento por sus quemaduras en un hospital de Michigan. El domingo a la mañana fue trasladado a una prisión.

PREOCUPACIONES SOBRE SEGURIDAD

Diversos republicanos que aparecieron en programas televisivos de noticias el domingo cuestionaron si el Gobierno de Obama hacía lo suficiente para vigilar posibles amenazas, y notaron que el padre de Abdulmutallab había transmitido sus preocupaciones respecto a su hijo a la embajada estadounidense.

"Hay mucho por investigar aquí. Me impresiona que un individuo como este, que estaba enviando tantas señales, pudiera terminar subiendo a un avión hacia Estados Unidos", dijo el líder republicano del Senado Mitch McConnell a ABC.

"El radicalismo está vivo. Goza de buena salud. Ellos quieren atacar a Estados Unidos", dijo el representante Peter Hoekstra, un republicano que integra la Comisión de Inteligencia, declaró a "Fox News Sunday". "Creo que este Gobierno lo ha subestimado", agregó.

El presidente Obama, que se encuentra de vacaciones en Hawái, hizo un llamamiento a través de su portavoz Robert Gibbs a republicanos y demócratas a evitar las disputas políticas sobre el incidente.

Responsables de seguridad están investigando cómo hizo Abdulmutallab para subir al avión con los materiales explosivos pese a la mayor seguridad instaurada en todo el mundo tras los ataques del 11 de septiembre del 2001, que se atribuyen a Al Qaeda.

En el incidente del domingo, la tripulación del mismo vuelo declaró una emergencia por un pasajero que no cumplía las órdenes. La tripulación tenía miedo de que el sujeto, también oriundo de Nigeria, estuviera pasando demasiado tiempo en el baño, pero las autoridades determinaron más tarde que estaba enfermo.

Estados Unidos creó un registro sobre Abdulmutallab en noviembre en su depósito central de información sobre terroristas internacionales conocidos y sospechosos, señalaron responsables estadounidenses. El listado contiene unos 550.000 individuos.

Gibbs declaró al programa "Face the Nation" de CBS que la entrada de Abdulmutallab a la base de datos se debió a la información entregada por su padre. Pero Gibbs dijo que "no había suficiente información para ponerlo en la lista de seleccionados o en la base de datos de personas que no pueden volar".

Napolitano indicó que las autoridades estadounidenses están revisando las actuales normas sobre quiénes son incluidos en las listas de vigilancia oficiales, que son utilizadas para identificar a personas que puedan representar una amenaza a la seguridad.