Público
Público

EEUU y Pakistán confirman la detención de un comandante talibán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejército paquistaní y Estados Unidos confirmaron el miércoles que el líder talibán afgano, el mulá Abdul Ghani Baradar, ha sido capturado.

Baradar, el comandante talibán de mayor rango capturado en Pakistán, fue detenido este mes en la ciudad paquistaní de Karachi en una operación conjunta de agentes paquistaníes y estadounidenses.

La Casa Blanca rompió su silencio el miércoles sobre el arresto de Baradar y dijo que se trata de un "gran éxito para nuestros esfuerzos mutuos en la región". El portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs confirmó la captura, después de negarse a dar declaraciones sobre el tema el martes.

La captura se produjo mientras fuerzas estadounidenses lideran una de las mayores ofensivas de la OTAN contra los talibanes en Afganistán, en una prueba anticipada a la política del aumento de tropas del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

También ocurrió mientras las autoridades afganas mantienen contactos con los talibanes, en negociaciones incipientes para terminar con un conflicto bélico que según los jefes de las potencias aliadas no se puede ganar militarmente.

Un funcionario de inteligencia paquistaní dijo que Estados Unidos está participando en su interrogatorio.

Consultado sobre si Baradar podría ayudar con algún proceso de reconciliación en Afganistán, respondió: "Eventualmente podría llevar a eso (...) Cualquier cosa es posible pero hasta ahora no hemos llegado a eso".

NEGOCIACIONES EN ENERO

Autoridades en Kabul y en Maldivas dijeron que representantes aliados de los talibanes y miembros del Parlamento de Afganistán mantuvieron negociaciones en secreto en una localidad turística del estado del océano Indico en enero. No se dieron a conocer los detalles, pero afirmaron que se realizarían más reuniones.

Pakistán desea tener un papel importante en cualquier negociación de paz y limitar la influencia en Afganistán de su antiguo rival, India.

Islamabad ha dicho poco sobre el inusual arresto de un alto miembro del consejo de líderes talibanes, que según Estados Unidos ha tenido su sede en Pakistán durante largo tiempo.

"En la conclusión del detallado procedimiento de identificación, se confirmó que una de las personas arrestadas es el mulá Baradar", informó el Ejército.

Sin embargo, declinó dar detalles sobre el lugar en donde fue capturado u otros datos por razones de seguridad.

El enviado especial estadounidense Richard Holbrooke también confirmó el arresto, pero declinó dar detalles.

"Es un avance significativo", declaró a reporteros en Kabul. "Encomendamos a los pakistaníes para que tengan un rol en esto y es parte de una cooperación más profunda con nosotros", añadió.

Funcionarios estadounidenses y analistas indicaron que aún es muy pronto para determinar si la cooperación de Pakistán contra Baradar será extendida a otros importantes integristas en la lista de personas buscadas por Estados Unidos.

El arresto sigue a meses de presiones internas de funcionarios estadounidenses que veían la falta de actividad de Islamabad como una amenaza a su estrategia para la guerra en Afganistán.

Aunque Pakistán, con armamento nuclear, es un aliado de Washington, existe un fuerte sentimiento antiestadounidense y muchos sospechan de la campaña liderada por ese país contra el integrismo y se oponen a operaciones de seguridad en su nación.