Público
Público

EEUU ya piensa en otra rebaja de tipos

En Europa, Trichet dice que mantener el precio del dinero beneficia a los ciudadanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La economía norteamericana necesitará más doping monetario. Así lo sugirió ayer el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, durante una comparecencia en el Senado norteamericano.

Bernanke habló con más claridad de la que se espera de un responsable de la política monetaria y subrayó que está preparado para rebajar los tipos de interés. Se trataría  con ello de apoyar el crecimiento de la economía de Estados Unidos, después de que sus perspectivas hayan empeorado en los últimos meses.

Ayer mismo se conocieron nuevos datos de la crisis inmobiliaria: el precio de las viviendas cayó un 5,8% en el último trimestre de 2007.El anuncio del presidente de la Reserva Federal tuvo un doble efecto inmediato: la bolsa de Nueva York empezó a caer con fuerza y los analistas se pusieron a especular sobre la intensidad de la rebaja de tipos.

Operadores bursátiles citados por Bloomberg creen probable que en la reunión del 18 de marzo se produzca un recorte de medio punto en el precio del dinero, que actualmente está situado en el 3%.

El Banco Central Europeo (BCE), por su parte,  se mantiene a la expectativa, aunque su presidente, Jean-Claude Trichet, lanzó ayer en Barcelona un mensaje muy nítido de defensa del nivel de tipos de interés que rige ahora en Europa, informa Glòria Ayuso.

Trichet apeló  a “las exigencias de los ciudadanos” para legitimar su decisión de seguir manteniendo los tipos de interés para frenar la inflación. “Reclaman precios estables y creación de empleo”, lo que no se conseguiría en un escenario de desequilibrios.

Trichet se mantuvo firme en su posición aún a sabiendas de que hasta un 99% de los economistas le reclaman un recorte, tal y como él mismo afirmó. “Nos mantenemos alerta. Haríamos lo que fuera necesario para anclar las expectativas de inflación”, dijo.

El presidente del BCE añadió que modificar los tipos no ayudaría en un periodo de turbulencias. Sobre las diferencias de criterio entre ambos lados del Atlántico, Trichet afirmó que la situación de EEUU y Europa es diferente

Por otra parte, el BCE insistió ayer, a través de su boletín mensual, en que han aumentado los riesgos para el crecimiento económico.

Al mismo tiempo, desveló que los expertos europeos han rebajado del 2,1% al 1,8% su estimación de crecimiento para 2008, lo cual sugiere que puede haber necesidad de rebajar los tipos en el futuro.

En este puzzle de datos y declaraciones, sin embargo, las cifras de crecimiento del PIB en la eurozona (un 2,3% en el último trimestre de 2007, más de lo esperado) parecen desinflar la expectativa de un recorte del precio del dinero.